sábado, 7 de marzo de 2015

El vacío de la evolución, de Peter F. Hamilton

El vacío de la evolución. The evolutionary void. Peter F. Hamilton. 2010

    El vacío de la evolución es la tercera novela de la trilogía del vacío. Es precedida por El vacío de los sueños y El vacío temporal. Es aconsejable leer de antemano La estrella de Pandora y Judas Desencadenado.

    Odié el libro.

    No se si Hamilton ha cambiado su forma de escribir o yo mis gustos, pero tarde más de 2 meses en acabarlo. Ha sido una tortura.

   En realidad es probable que sea yo. Hubo un tiempo donde disfrutaba leer fantasía épica, ahora la sola idea de retomar un libro de ese tipo me causa nauseas, a lo mejor me he vuelto snob, a lo mejor ya no creo en los héroes ni en los caudillos.

  Tampoco creo en los personajes de Hamilton. Tomen por ejemplo a Paula Myo, es un ser humano que ha andado por ahí de detective durante más de 1500 años, y si leen Misspent Youth la primera novela de la serie se darán cuenta de que no ha cambiado mucho el ultimo milenio y medio. ¿Quien se cree eso? ¿Qué un ser humano cambie una nimiedad durante quince siglo de vida?. Esta en la novela para complacer a alguien. ¿a los fans? ¿A Hamilton? No lo se.

  También hace una aparición especial Ozzie Isaacs, hace un par bromas e inmediatamente hace mutis. Dejó de ser una persona y se convirtió en un McGuffin, una excusa del guión para que los personajes anden de arriba a abajo, como en las caricaturas de Scooby Doo.

   Y la otra línea narrativa dentro del Vacío esta peor, con un protagonista (Eddard) que a cada pagina se comportaba más y más imbécil. Es mejor morir siendo héroe que vivir para verte convertido en un villano.

   Al final sólo quería que acabará la tortura.

  No se si vuelva a leer otra novela de Hamilton. Libros repletos de paja y más paja (y pajas mentales) tales como "tomó su nave y aceleró a 50 años luz por hora", ¿Por qué a 50? ¿Por qué no a 100? Si ya habían dominado los agujeros de gusano ¿Por que no usarlos?

  Simple, porque rompe el esquema que Hamilton tiene en la cabeza. Es como un niño que juega con playmobil, las reglas son estas y se sanseacabó.

  Más de lo mismo Hamilton. Más ladrillos. Más paja. Paso sin ver.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hair side, flesh side, de Helen Marshall

Hair side, flesh side. Helen Marshall.    Anteriormente había dado mi opinión de la segunda recopilación de relatos de esta autora canadi...