martes, 13 de mayo de 2014

'The cold commands', de Richard Morgan

The cold commands. Richard Morgan. 2010

The cold commands es una novela de fantasía épica del autor británico Richard Morgan. Esta novela es la segunda dentro de la trilogía A land fit for heroes, antecedida por The steel remains (traducida como Sólo el acero, por Alamut) y sólo falta por publicar la conclusión, The dark defiles.

No hay noticias de que Alamut vaya a  continuar con la traducción de esta serie de fantasía (que yo sepa).

Anteriormente he dado mi opinión de otras obras de este autor: Sólo el acero, Blackman, Woken Furies, Broken Angels, Leyes de mercado y Carbono alterado.

Nota: La reseña tiene spoilers del primer libro, así como de la naturaleza no tan obvia de la trilogía, esto puede estropear un poco la lectura a algunas personas, si esto te molesta por favor no continúes leyendo.

Al parecer este año se publica la conclusión de esta trilogía, mientras tanto me esforcé en terminar esta novela excesivamente engordada, a mi parecer.

La novela adolece de ser el capitulo intermedio en una trilogía, ya que no concluye ninguna de las lineas narrativas, aunque si profundiza mucho en la personalidad de los protagonistas, así como en el mundo donde se desarrolla la historia.

Después de la sangrienta conclusión de la primera novela, los tres protagonistas, el aristócrata homosexual Ringil Eskiat, el barbaro estepario Egar Matadragones y la exótica guerrera Archet Indamaninarmal, todos veteranos de la guerra humana contra unos seres reptiloides conocidos como el pueblo escamoso, vuelven a tomar diferentes caminos.

Yo esperaba, como todo buen jugador de calabozos y dragones, que la resolución de la primera novela uniría el destino de los protagonistas, y los convertiría en una especie de trillizos siameses emocionales, pero afortunadamente se comportan de forma realista, y como bolas de billar salen disparados cada uno a su línea narrativa.

Para los que leyeron el primer libro, Ringil es enviado en una quest, rescatar a su prima de unos esclavistas, cuando descubre que desafortunadamente murió (probablemente de las repetidas violaciones a la que fue sujeta) toma la justicia en sus manos, al tratarse de un mundo medieval en donde la prosperidad aristocrática depende en gran medida de los esclavos, sus acciones lo convierten en un paria con su familia y se le pone un precio a su cabeza.

Egar Matadragones regresa a Yhelteth, la ciudad imperial, porque en esta ciudad vive la mujer de quien esta enamorado, unos rumores propagados por otros barbaros Majak como él, le empujan a investigar un culto donde tienen retenidos a unos esclavos, esto lo lleva a involucrarse en más peligros y ganarse aún más enemigos.

Archet descubré, en una de sus misiones de reconocimiento ordenadas por el emperador Jhiral, los restos de un timonel, literalmente un robot que se usaba en las naves espaciales como navegante. Esté ser le comunica que se avecina un gran peligro para el imperio y que las respuestas pueden estar en una mítica isla itinerante.




Esta trilogía es lo que El príncipe del mal le gustaría ser pero no puede,  A land fit for heroes es una fantasía épica siniestramente aterrizada, sus protagonistas podrían ser los villanos de otras obras de fantasía, no necesitan decir "Mirenme, soy bien malote" cada tres páginas. Lo que en El príncipe del mal se siente artificial o fingido aquí se siente realmente brutal, cercano, hasta incómodo.

Los protagonistas no son el clásico joven campesino con el destino guiado por el viaje del héroe de Joseph Campbell. Son brutales, toman una buena cantidad de drogas, son infieles, uno de los protas es gay y la otra lesbiana (se que a estas alturas del partido a nadie le debería asustar eso, pero en los buenos U.S.A. si hubo muchas personas que pusieron el grito en el cielo), hacen pactos con entidades malignas, etc.

Al igual que La Tierra moribunda de Jack Vance, La sombra del torturador de Gene Wolfe, La saga de Viriconium de John M. Harrison, el Príncipe de nada  de R. Scott Baker y el antes mencionado El príncipe del mal, A Land fit for heroes es una serie de fantasía con un trasfondo de ciencia ficción, hay alienígenas y robots en la novela, se da a entender que se utilizaron armas de física exótica que abrieron portales a otras dimensiones, de donde salieron linduras como los dwenda o el propio pueblo escamoso.

En un descuido, hasta es posible que este universo este relacionado al de Carbono Alterado. ya que en la obra sale un demonio (¿Una entidad digital?) llamado Takovach, ¿Takeshi Kovac?

A pesar de que el libro tiene mucha inercia, tuve tres arranques en falso y lo dejaba a un lado, una vez llegando a la tercera parte empieza la diversión y su lectura se acelera enormidades, deja la mesa puesta para su conclusión, que se publica en Octubre de este año. Desde hace mucho que no me divertía así con un libro de fantasía épica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Revenger, de Alastair Reynolds

Revenger. Alastair Reynolds. 2017    Revenger es la novela de space opera más reciente del autor galés Alastair Reynolds. Anteriormente h...