sábado, 22 de diciembre de 2012

'¡Hagan sitio! ¡Hagan sitio!', de Harry Harrison

¡Hagan sitio! ¡Hagan sitio!. Make room! Make room!. 1966

¡Hagan sitio! ¡Hagan sitio! es una novela de ciencia ficción del escritor estadounidense Harry Harrison. Quien murió recientemente.

Harrison fue autor de diversas series de ciencia ficción tales como Mundo Muerto, Bill el héroe galáctico y La rata de acero inoxidable.



La novela se ubica en el año 1999, unos meses antes de llegar al año 2000 en la ciudad de Nueva York, la cual tiene una población de 35 millones de habitantes. El crecimiento demográfico ha provocado que la humanidad alcance la cifra de 7 mil millones de habitantes.

El agotamiento de los combustibles fósiles provoca una contracción en la economía mundial, la falta de energía y comida provocan una depresión generalizada, por lo que el avance para encontrar combustibles alternativos avanza muy lentamente.

El mundo entero comienza a vivir al día.

El protagonista del libro es un detective llamado Andrew Rush, aunque la policía del futuro tiene una función más parecida a equipos anti-disturbios que a agentes del orden.

Andrew vive con un ingeniero retirado llamado Sol, quien añora un pasado idílico donde los cigarros no costaban un ojo de la cara y no había necesidad de hacer fila para recibir agua potable.

Billy Chung es un joven vago que aprovecha un disturbio para robar unos trozos de carne de soya, los cuales revende para conseguir algo de dinero, que usa para obtener trabajo como mensajero, ya que es necesario dejar un depósito para poder trabajar.

El primer mensaje de Billy es para un mafioso llamado Big Mike, quien vive con su bella concubina llamada Shirl. Cuando Billy se da cuenta de los lujos en los que vive Mike, decide hacer una segunda visita a la casa de éste con la finalidad de robarle.

Esta decisión de Billy cambiará su vida por completo, así como la de Shirl, Big Mike y la de Andrew Rush.



Esta novela originó la película de Soylent Green (Soylent verde, o como se nombró en castellano, "Cuando el destino nos alcance"), protagonizada por Charlton Heston. La película difiere bastante de la historia de la novela, sobre todo porque se centra en el alarmista mensaje del canibalismo como solución a la hambruna.

Esta obra forma parte de la ola de novelas de desastres de los años 60, dentro de las cuales se encuentra la tetralogía del desastre de James G. Ballard, así como las obras de John Brunner.

La desesperación de la situación económica mundial está bien representada en la novela, aunque no tiene mucha pirotecnia, el crudo realismo retratado la hace más realista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hair side, flesh side, de Helen Marshall

Hair side, flesh side. Helen Marshall.    Anteriormente había dado mi opinión de la segunda recopilación de relatos de esta autora canadi...