domingo, 9 de septiembre de 2012

'Soldado de la niebla', de Gene Wolfe


"Mi nombre es Latro. No debo olvidarlo. El medico dijo que todo se me olvidaba muy de prisa a causa de una herida que sufrí durante el combate. Le dio un nombre a mi enfermedad como si esta fuera un hombre, pero no recuerdo cual fue. Dijo que debo aprender a escribir lo mejor que pueda y de tal modo seré capaz de leer mis escritos cuando haya olvidado algo. Esa es la razón de que me entregara el pergamino y el punzón hecho con el pesado metal que se usa para fabricar los proyectiles de las hondas."

Soldado de la niebla. Soldier in the mist. Gene Wolfe. 1986. Martínez Roca.



Esta novela creada por el subestimado autor norteamericano Gene Wolfe, retrata de una forma muy entretenida y veraz el mundo antiguo, particularmente el griego.

El personaje principal de la novela, Latro, es un mercenario romano bajo las ordenes del ejercito persa del rey Xerxes (probablemente un Inmortal), que sufre una herida en la cabeza durante la batalla de Platea en el año 497 a.c., esta lesión le provoca amnesia de forma recurrente, puede recordar cosas mientras se encuentra en vigilia, pero al momento de dormir sufre un reset, esto le obliga a escribir todos los sucesos del dia para poder leerlos al siguiente, y recordar quien es, quien lo acompaña y las razones por las que se encuentra donde esta.

Ademas de la amnesia, con la herida Latro recibe el don de poder ver a los Dioses griegos, durante una visita a los oraculos de Delfines (Delfos) el Dios Apollo habla con el y le menciona que Latro ofendio de alguna forma a la Diosa Madre (Gea), y que por eso debe apaciguar la furia de la diosa ofreciendo unos sacrificios en el templo de esta (La cueva de Trofonio).
 



La dificultad (que solo podría disfrutarse por los mas acerrimos fans de la cultura y mitología griega) reside en que muchas veces Latro utiliza el significado literal del nombre griego de una ciudad, por ejemplo, Atenas = Pensamiento, Platea = arcilla, Termopylaes = Puertas calientes, Esparta = Cordel, Laconia = El país silencioso (Porque Latro escucharía alguna vez que la gente lacónica es muy parca para hablar?). Los juegos de palabras no terminan ahí, "Latro" significa literalmente mercenario en latín, por lo que este no puede ser su nombre verdadero, y hasta su espada, "Falcata", es el nombre genérico de un tipo de espadas.

En mi punto de vista existen dos formas de encarar el libro:
a) Si solo se desea leer solamente como un libro de aventuras, este objetivo se logra fácilmente, el ritmo nunca decae y las aventuras de Latro siempre son siempre picarescas y entretenidas.

b) Si se desea disfrutar al máximo este libro se requiere que el lector tenga un baggage en lo que se refiere a la historia de Grecia y su mitología. Los libros de Historia de Herodoto (A quien Wolfe dedica el libro) son indispensables para saber los entrecejos de lo que ocurrió en las guerras medicas. 

Ademas para tener una referencia de los encuentros con los dioses son útiles libros como "La Diosa Blanca" o "Los mitos Griegos" de Robert Graves, o mínimo alguna enciclopedia de mitología griega.

Resumiendo solo queda decir respecto a este libro que no concluye, continua con "Soldado de arete" y "Soldado de Sidon", este libro demanda del lector muchísimo mas esfuerzo que cualquier libro de fantasía épica, pero también recompensa al lector con la preparación adecuada.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

The corporation wars: Dissidence, de Ken MacLeod

The corporation wars: Dissidence. Ken Macleod. 2016    Esta es una novela de ciencia ficción del autor escocés Ken MacLeod. Al parecer e...