martes, 5 de mayo de 2015

Jungla de saltamontes, de Andrew Smith

Jungla de saltamontes. Grasshpper Jungle. Andrew Smith. 2014

   Esta es una novela de ciencia ficción apocalíptica para jóvenes (Young Adult) del autor norteamericano Andrew Smith.

     Dice la portada "Un éxito arrollador,  En serio, jamas habéis leído algo como esto" John Green, autor de Bajo la misma estrella. John Greene no debe leer mucha ciencia ficción interesante.

    La novela se desarrolla en el ficticio poblado de Ealing, Iowa. En donde vive un joven de 15 años llamado Austin Szerba, de ascendencia polaca. Quien estudia en una escuela secundaria luterana y busca diversión en el patético poblado fantasma en donde le toco vivir. 

    Austin tiene una novia llamada Shann, pero también tiene confusos sentimientos hacia su mejor amigo Robby, lo cual los pone en la mira de los bullies de la escuela, quienes no dudan en golpearlos por considerarlos maricas.

    Y es precisamente una golpiza el detonador de la historia, pues un mal día, unos matones de la escuela encuentran fumando en el estacionamiento del único mall del pueblo a Austin y Robby, proceden a darles una buenos porrazos, quitarles sus tenis y camisas, y arrojar estos objetos al techo del centro comercial.

    Este inofensivo evento es el catalizador para que Austin y Robby provoquen el fin del mundo, personificado en unas entidades con forma de mantis religiosa de dos metros de altura, exoesqueleto a prueba de balas, extremidades filosas y un imperioso deseo de tan solo dos cosas: follar y matar. No precisamente en ese orden.

   No encontré la obra profunda o con una prosa de gran calidad, pero se deja leer y el ritmo nunca decae. Fue mi oportunidad de saborear como unos soldados monstruosos invencibles se dan gusto aniquilando un poblado de rednecks odiosos.

   ¿Ya había comentado que la mayor parte del tiempo me dejo llevar por el morbo?





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hair side, flesh side, de Helen Marshall

Hair side, flesh side. Helen Marshall.    Anteriormente había dado mi opinión de la segunda recopilación de relatos de esta autora canadi...