domingo, 9 de marzo de 2014

'Ares Express', de Ian McDonald

Ares Express. Ian McDonald. 2001

Ares express es una novela de ciencia ficción del autor escocés-irlandés Ian McDonald. Esta obra esta relacionada temáticamente a Camino Desolación. Aunque las dos se pueden leer por separado, pienso que se disfrutan mejor las referencias si se lee primero esa novela antes de Ares Express.

Un Marte nacido de la imaginación, como ningún otro, en una colorida e ingeniosa novela de ciencia ficción. Ares Express toma lugar en el caleidoscópico futuro de Camino Desolación. La trama se desarrolla en un Marte terraformado donde enormes locomotoras accionadas por fusión atraviesan la red de vías las cuales son el sistema circulatorio del planeta, en donde las inteligencias artificiales reconfiguran la realidad billones de veces por segundo. 

Una joven mujer, Sweetness Octave Glorious Honey-Bun Asiim 12th, se convierte en el nexo sobre quien depende el futuro - o los futuros - de Marte. Grande, picaresco, gracioso; aglutinando el Marte de las crónicas marcianas de Ray Bradbury con las obras más recientes de Marte se mueve y la trilogía marciana de Greg Bear y Kim Stanley Robinson.

Ares Express es un salvaje viaje por el paisaje marciano, una obra poco ortodoxa donde se combina el realismo mágico con la ciencia ficción. Presentando filosofías extrañas, extravagantes ideas que ensanchan la mente y trenes del tamaño de ciudades.



La trama gira en torno de Sweetness Octave Glorious Honey-Bun Asiim 12th, una joven perteneciente a la familia de Engineers, u operadores de las enormes locomotoras que circulan por el suelo marciano. Lo que Sweetness desea con todo su corazón es convertirse en la conductora de la enorme mole donde vive, el tren de pasajeros Catarina de Tharsis.

Desafortunadamente las mujeres no pueden ser conductoras en esa restrictiva sociedad, el único destino que se le ofrece es convertirse en esposa de un joven de la familia de los Estuardos. Supuse que esas personas son llamados Stuards por la modificación de la palabra inglesa Steward, los asistentes de viaje.

Claro que Sweetness tiene otra idea de como se debe conducir su vida, y su negativa activa una serie de eventos que pone en peligro la existencia de la vida en Marte.

Ian McDonald se ha convertido fácilmente en mi autor de ciencia ficción favorito, sus obras cuentan con los tres requerimientos que demando para disfrutar de una obra fantástica. 

En primer lugar sus obras estan repletas de ideas extrañas que ha simple vista no deberían ser compatibles, como el cyberpunk y el steampunk. Las mezquinas rivalidades entre las diferentes familias de los trenes y la mezcla sin bochorno de ciencia ficción dura y fantasía le añaden una imagen muy distintiva a la obra.

Los otros dos puntos son igual de importantes, en segundo lugar es necesario que la obra tenga una prosa que vibre, que sea lírica y no se contenga. Es una obra de ficción, no un ensayo, una monografía científica o un libro de texto, las obras que más disfruto son donde el lenguaje vuela. 

Estos factores son inútiles si el libro es aburrido, afortunadamente eso nunca sucede en las novelas de este autor. Cada capitulo contiende contra el anterior en su capacidad de sorprender y emocionar.

La novela no es perfecta, al igual que su antecesora funciona como una obra episódica, batalla para amasar todos los eventos en un producto completo. Pero aun así es un placer volver a visitar ese Marte tan insólito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

The corporation wars: Dissidence, de Ken MacLeod

The corporation wars: Dissidence. Ken Macleod. 2016    Esta es una novela de ciencia ficción del autor escocés Ken MacLeod. Al parecer e...