martes, 24 de julio de 2012

'Los lobos del Calla', de Stephen King

La torre oscura V:Los lobos del Calla. The dark tower V:The wolves of the Calla. Stephen King. 2002. Plaza Janés.



Al comienzo de La bola de cristal, Eddie le plantea una adivinanza que destruye a Blaine con un arma inequívocamente humana: la ilógica. El mono se detiene en una versión de Topeka, Kansas, que ha sido asolada por una enfermedad llamada «la supergripe».

Cuando retoman el viaje por el Camino del Haz (en estos momentos por una versión apocalíptica de la Interestatal-70), distinguen señales preocupantes, ¡QUE TODOS ACLAMEN AL REY CARMESÍ!, reza una. OJO CON EL CAMINANTE, advierte otra. Y, tal como los lectores atentos sabrán, el Caminante posee un nombre muy similar al de Richard Fannin.

Tras relatar a sus amigos la historia de Susan Delgado, Rolando y sus compañeros llegan a un palacio de cristal verde que se alza en medio de la I-70, un palacio que guarda un gran parecido al que Dorothy Gale buscaba en El mago de Oz.

En la sala del trono de aquel gran castillo no se topan con Oz el Grande y Terrible, sino con el señor Tic-Tac, el último gran refugiado de la ciudad de Lud. Una vez que Tic-Tac muere, el Mago real da un paso al frente. Se trata del gran antagonista de Rolando, Marten Broadclock, conocido en algunos mundos como Randall Flagg, en otros como Richard Fannin y en aún otros como John Farson (el Hombre Bueno).

Aunque Rolando y sus amigos no consiguen acabar con aquella aparición que les advierte por última vez que abandonen su búsqueda de la Torre («Contra mí fallará, Rolando, viejo amigo», le dice al pistolero), aunque sí acaban desenterrándolo.

Tras un viaje final en la bola del mago y una revelación atroz —Rolando de Gilead asesinó a su madre al confundirla con la bruja llamada Rea—, los viajeros vuelven a encontrarse una vez más en el Mundo Medio y en el Camino del Haz. Retoman su búsqueda y es aquí donde los encontramos en las primeras páginas de Lobos del Calla.

Rolando y sus acompañantes llegan al poblado de Calla Bryn Sturgis, donde los pobladores tienen un grave problema, pues los forajidos conocidos como los Lobos del Calla, roban a sus hijos gemelos, y los devuelven unas semanas después, pero los regresan sin inteligencia.




La quinta entrega de la torre oscura continua con las aventuras de Rolando, Sussana, Eddie, Jake y Acho, en el multiverso de Stephen King, el mundo Medio. Aparece ademas el padre Callahan, del libro Salem's Lot.

Al final del libro aparece un comentario que tiende hacia lo absurdo, los protagonistas de la novela deben ir a conocer a un escritor llamado Stephen King, el cual tiene algunas claves para resolver el enigma de la torre oscura.

Los lobos del Calla es diversión palomera, un placer culpable y algo absurdo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

The corporation wars: Dissidence, de Ken MacLeod

The corporation wars: Dissidence. Ken Macleod. 2016    Esta es una novela de ciencia ficción del autor escocés Ken MacLeod. Al parecer e...