sábado, 3 de diciembre de 2011

'Las sirenas de Titan', de Kurt Vonnegut

 Las sirenas de titan. The sirens of Titan. Kurt Vonnegut.  1959

"Fui victima de una serie de accidentes, como lo somos todos"
                                                                              -Malachi Constant

Las sirenas de titan es una novela de ciencia ficción con tintes de sátira escrita por el genial autor norteamericano Kurt Vonnegut en 1959. Esta es la segunda novela del autor, y algunos de los temas que trata en la novela son, el libre albedrío, la predicción de eventos futuros y el propósito de la vida humana.




Cuando se descubre una manifestación energética muy extraña entre la Tierra y el planeta Marte, el excéntrico millonario Winston Niles Rumfoord consigue los medios para construir una nave espacial y se hace acompañar solamente de su fiel perro Kazak.

Esto lo introduce en un fenomeno llamado infundibulo crono-sinclastico, una anomalía cuántica que se puede explicar como una manifestación espacio-temporal en forma de embudo que se extiende desde nuestro Sol a la estrella Betelgeuse.

Esto coloca a Rumfoord en una situación precaria, pues al no existir en el plano material, ya no se encuentra vivo en el aspecto técnico del termino, sin embargo, esta circunstancia le permite observar los eventos futuros y pasados.

Rumfoord se materializa cada 59 dias en su casa de Newport, Rhode Island, en donde vive su esposa Beatrice, la cual lo detesta de una manera casi admirable. Estos eventos son muy publicitados, sin embargo, nadie es invitado en la casa para hablar con Rumfoord, debido en parte, a la personalidad ermitaña de Beatrice y por el peligro de permitirle a alguien conocer los eventos futuros de boca de Rumfoord.

El único invitado a uno de estas materializaciones es el hombre mas rico del mundo, el joven Malachi Constant, Rumfoord le cuenta su descabellado futuro, en donde Malachi se casará con la "viuda" de Rumfoord, Beatrice, y tendrán un hijo en Marte, llamado Cronos.

Todos los eventos predichos por Rumfoord se cumplen, algunos de ellos de forma tramposa por haber sido forzados bajo su propia mano!, y eventualmente Malachi se ve involucrado en una guerra interplanetaria entre la Tierra y Marte.



Las sirenas de Titan es un libro extremadamente divertido o un libro de terror, en el sentido existencialista del termino. Los seres humanos, dependiendo de nuestras creencias, creemos tener una libertad al momento de decidir lo que hacemos, en que nos convertimos, como modificamos nuestro entorno.

Kurt Vunnegut destroza este auto-engaño con una sonrisa sardónica y una sabiduría socratica tan simple, efectiva y cortante como la navaja de Ockham.

Al final de la novela, el lector descubre que el propio curso de la humanidad fue modificado por un motivo tan, pero tan banal y estupido, que dependiendo de su sentido del humor, encontrara la novela como una estupenda broma cosmica o una paja mental de magnitudes astronomicas. O las dos cosas.

Uno de los personajes secundarios del libro, sufre una regresion psicologica al naufragar en Marte, y llega a un estado casi zen de razonamiento, de este fragmento sale a relucir una joya del pensamiento, el secreto de la felicidad para este hombre (y por ende, para toda la humanidad) es encontrar un lugar en donde pueda hacer el bien, sin hacer ningun mal.

A simple vista, suena como un concepto simplista, pero al analizarlo, descubre uno con horror que en la practica eso es algo casi imposible de realizar.

Kurt Vonnegut fue tachado de misantropo, por la crueldad tematica de sus novela, nada mas alejado de la realidad, al leerlo uno descubre capas de humanidad escondidas en el interior de uno mismo, y un apego a la esperanza y humanidad y bondad intrinseca en todos nosotros.
Me alegro que haya existido alguien como Kurt Vonnegut. El y Gene Wolfe reivindican toda la ciencia ficcion por si mismos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

The corporation wars: Dissidence, de Ken MacLeod

The corporation wars: Dissidence. Ken Macleod. 2016    Esta es una novela de ciencia ficción del autor escocés Ken MacLeod. Al parecer e...