domingo, 27 de marzo de 2011

'El ultimo argumento de los reyes', de Joe Abercrombie

El ultimo argumento de los Reyes. The last argument of kings. Joe Abercrombie. 2010

La primera Ley III: El ultimo argumento de los Reyes
The first Law III: The last argument of kings
Joe Abercrombie
Editorial: Aliaza, Colección: Runas
ISBN/ISSN: 9788420688930








El ultimo argumento de los reyes es la tercer novela dentro de la serie 'La primera Ley', para disfrutar su lectura es necesario leer con anticipación las novelas anteriores, La voz de las espadas y Antes de que los cuelguen.

En el libro anterior, Bayaz, el Primero de los magos, el acérrimo guerrero barbaro Logen Nuevededos, el joven teniente Jezhal dan Lutar y la salvaje Ferro regresan de los confines del mundo con las manos vacías, después de buscar "La semilla". Un poderoso artefacto mágico capaz de destruir por completo una ciudad.

Jezhal regresa un poco mas sabio de la jornada, esperando entregarse a los brazos de Ardee West, la hermana de su mentor y amigo, el reencuentro es amargo al descubrir que ella no ha cambiado mucho, siguiendo en su papel de ebria resentida.

El teniente Collem West es enrolado en la avanzada al Norte, donde las tropas de la Unión mantienen sangrientas refriegas contra el ejercito del Bethod, el autoproclamado Rey del Norte. Al ejercito de la unión lo acompañan los bárbaros restantes de la pandilla de Logen, ahora liderados por El Sabueso, además de otros guerreros que no desean hincar la rodilla frente a Bethod

El torturador Sand dan Glokta es obligado a extorsionar, presionar e intimidar nobles con el fin de que voten por su patrón, el Arquilector Sulk, en la votación conciliar para la elección del nuevo rey.

A los guerreros bárbaros se le ocurre una estrategia para dividir el ejercito de Bethod, adelantar un grupo de medio millar de hombres y parapetarse en una antigua fortaleza. Sabiendo que Bethod no perdería la oportunidad de aniquilarlos, sobretodo sabiendo que Logen Nuevededos se encontraría al mando. Y después los regimientos de la Unión atacarían por la retaguardia.

En medio de la guerra entre la Unión y el Norte, el ejercito del imperio Gurkish desembarca en la bahía de Angland, dispuestos a reclamar el imperio para ellos. Al tener el grueso de su ejercito combatiendo en el Norte, se ven obligados a tomar medidas desesperadas. 


Esta novela completa la trilogía conocida como La primera Ley, la cual hace referencia a que la primera ley de la hechicería es la prohibicion de la necrófagia. Pues esta practica conduce hacia mayores habilidades mágicas, pero también a la locura y la deshumanizacion.

En toda la literatura de fantasía épica probablemente no existe una serie de libros tan sombríos y desesperanzadores. Es como si el autor dividiera su mundo en dos tipos de personajes; los cabezahuecas y los villanos.

Desde el propio titulo de la novela se sospecha el tono de la novela, 'Ultima ratio regum' es el lema que mando inscribir en sus cañones Luis XIV. Como si la propia naturaleza del poder otorgara la justificación para el uso excesivo de la fuerza.

A pesar de todo, es una buena novela de fantasía, con diálogos ingeniosos, combates intensos, bien escrita. Pero, al menos para mi, el trasfondo depresivo de la novela es terrible, pues asume que la historia es un ciclo invariable, y el rumbo es dirigido por hombres despiadados desde las sombras que solo piensan en su bienestar, y que la única diferencia entre un héroe y un villano es que los demás crean sus mentiras, y que el éxito de los personajes depende en su mayor parte de su suerte, no de su merito.

Me gusta mucho la literatura de fantasía sombría, adulta y pesimista, pero debe existir un limite. Tanta negatividad es apabullante. El mundo real es suficientemente aterrador y deprimente, no necesito eso en mi ficción, no al menos en cantidades industriales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hair side, flesh side, de Helen Marshall

Hair side, flesh side. Helen Marshall.    Anteriormente había dado mi opinión de la segunda recopilación de relatos de esta autora canadi...