Google+

'Limbo', de Bernard Wolfe

Limbo. Limbo. Bernard Wolfe. 1952.

Bernard Wolfe fue un escritor estadounidense de ciencia ficción. Este escritor fue marino mercante y guardaespaldas de Trotski, durante su exilio en México.


Limbo transcurre en el año 1990 (El libro se publicó en 1951) que no fue, pero pudo haber ocurrido. La Tercera Guerra Mundial se produjo, con innumerable cantidad de sangrientos episodios, y entrechocaron ejércitos comandados por computadoras, estrategas mucho mas eficaces, e inclementes que sus contrapartes humanas.

Es durante esta guerra que el protagonista, el Neurocirujano Dr. Martine, cansado de tantas atrocidades, empieza a escribir un diario como catarsis ante tanta destrucción. Dentro de este y a modo de juego, utilizando las teorías de psicología de la escuela de Viena, inventa una teoría extravagante y absurda cuyo eje central es este; el hombre utiliza sus armas contra los demás (aquí hay un juego de palabras intraducible, puesto que en ingles la palabras "arms" indica "armas", así como "brazos), por lo tanto, sin "arms" (armas o brazos), no se desencadena la violencia. 

Un día, después de amputarle las piernas a un soldado con unas facciones muy infantiles, al cual apoda "Babyface", el Dr. Martine sufre un quiebre psicótico. Escapa en una avión ambulancia con rumbo desconocido.
Apenas huye, y el campamento es bombardeado salvajemente, y así se le da por muerto.

Descubrimos tiempo después que aterrizo en una isla olvidada en el Océano Indico, donde vive una tribu de indígenas muy pacíficos conocidos como Los Mandunji. Entre ellos, se dedica a realizar una técnica ritual (La mandunga), sobre los indígenas que se comportan de forma muy agresiva. La mandunga consiste en realizar lobotomizaciones a cincelazo limpio. Ni siquiera aquí, el Dr. Martine puede escapar de su destino como neurocirujano.

Al descubrir que los destellos de violencia entre los indígenas son cada vez mas frecuentes y salvajes, el Dr. Martine se desilusiona, y emprende un viaje de regreso a la civilización. Necesita saber que ocurrió con la humanidad, como termino la guerra que abandono. 

Al llegar a la civilización, el bloque occidental se renombró Inmob (por Inmobilización), descubre con sorpresa, que las teorías que redactó en su diario se convirtieron en la doctrina fundamental de toda la sociedad. esta teoría establece que para crear una civilización mas pacifica, un Nuevo Hombre, es necesaria la amputación voluntaria de las extremidades. El fanatismo y manipulación de dichas ideas llegan a tal punto que, para conjurar la agresividad innata del ser humano, la sociedad se ha autoimpone una filosofía de mutilación física.

Pero si a un hombre se le amputaran piernas y brazos, queda reducido a la inutilidad, por lo tanto se llega a una solución, los implantes ciberneticos, unas extremidades con servomecanismos alimentados por energía nuclear, que sobrepasan por mucho la capacidad humana, en fuerza, destreza y coordinación.

Dentro de esta sociedad pervertida, el nivel social depende de la cantidad de extremidades amputadas voluntariamente, cuando es solo una extremidad son uni-amps, bi-amps, tri-amps, tetra-amps para las cuatro extremidades.

"Eso es lo que busca el Inmob, no la parálisis del hombre para su propio bien...algo mágico le ocurre al hombre cuando es admitido en el circulo secreto de la amputación. El ritual, allá donde aparece, lo hace emergiendo de todo un cuadro de tetra-amps sin malicia, ni malevolencia, puesto que estas quedaron extirpadas de su sistema...La primera gran elección que el Inmob le da a los hombres es evidentemente la elección de amputarse los brazos y las piernas. Antes de eso, los hombres se convertían en amps tan solo en los campos de batalla y en los bombardeos, en algún accidente, y eso era algo que se les había hecho: no se les consultaba. De modo que la amputación voluntaria es el primer gran paso hacía el humanismo."

En definitiva, Limbo es un libro psicológicamente denso, pionero en el tema del uso de extremidades prostéticas, con un desarrollo elegante e interesante, tiene algunas ocurrencias anacrónicas o arcaicas (las computadoras que dirigen la guerra se llaman EMSIACS), pero en general trata de temas intemporales e importantes. Un libro recomendado al lector de los clásicos de la ciencia ficción, con toques de distopia y control de las masas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada