Google+

The imago Sequence and other stories, de Laird Barron

The imago Sequence and other stories. Laird Barron. 2007


The imago Sequence and other stories es una colección de nueve relatos de horror del escritor norteamericano Laird Barron. Esta fue su primera antología, seguida por Ocultation and other stories y su tercera recopilación salió este año The beautiful thing that await us all


Los relatos que no me dejaron dormir:
 En Shiva, Open your eye nos encontramos con un asesino verdaderamente singular, quien ha estado en el mundo antes de la aparición del homo sapiens

 Procesion of the black sloth es una novela corta protagonizada por un investigador de seguridad que se especializa en el espionaje industrial, es enviado a investigar una corporación en Hong Kong. Tiene un inicio lento, pero una vez que toma velocidad es aterrador. Al primer evento terrible que le ocurre al protagonista yo me hubiera regresado a mi casa.

 En Proboscis un actor desempleado hace mancuerna con dos amigos fortachones para convertirse en cazarecompensas amateur. Si conocen el significado del titulo entenderán a lo que se enfrenta nuestro protagonista.

Hallucigenia inicia con un auto que se detiene en medio de la nada, Wallace Smith un ricachón acompañado de su joven esposa, se dedica a curiosear en la cercanía mientras su chofer/guardaespaldas Delaney se dedica a arreglar el auto. Cuando recorren unos cientos de metros llegan a una cabaña abandonada, la cual cuenta con unos inquietantes monolitos y un enorme panal con la cara de un anciano, primero la cosas se ponen feas, después se ponen peor.

En el relato titular, The imago sequence, el protagonista, un camorrista, es contratado por un excentrico amigo de él, un corredor de arte para encontrar dos elusivas pinturas, que junto con la que posee forman un tríptico llamado The Imago sequence. El relato tiene influencia de Pickman's Model de H. P. Lovecraft.

Los relatos que me obligaron a dejar la lampara encendida:
 En Old Virginia un escuadrón de soldados elite son enviados a investigar algunos eventos inquietantes en Carolina del Norte, el protagonista, un duro veterano de la segunda guerra mundial, descubre algunos hechos que se relacionan al misterio, como el proyecto MK Ultra y la colonia perdida de Roanoke

Bulldozer narra la búsqueda de un detective Pinkerton tras de un antiguo hombre fuerte del circo, ahora convertido en satanista, caníbal y asesino en serie a través del viejo oeste. Probablemente el western más brutal que me haya tocado leer.

En Parallax un artista plástico es acusado de desaparecer a sus esposa, debido a su largo historial de historias extrañas y los cotilleos acerca de que se involucraba en reuniones satanistas. El no puede recordar nada debido a que tiene un bloqueo de 36 horas, justo cuando ocurrió la desaparición. No ayuda que un detective de policia, ex-novio de su esposa, se obsesione con el caso.




Los relatos que no me afectaron:
The royal zoo is closed es el relato más corto de la coleccion. Escrito en prosa stream-of-conscience el protagonista sufre de delirios de persecución y podemos observar su lento pero seguro descenso a la demencia.

Excelente coleccion de horror, que aglutina los primeros relatos publicados por Barron. Quizá el único pelo en la sopa es la poca variedad en los protagonistas. El autor parece obsesionado con los tipos duros y silenciosos que resuelven todo mediante la violencia, En Old Virginia es un soldado veterano de elite, en Procesion of the black sloth un investigador de espionaje corporativo, en Bulldozer un agente de Pinkerton, en pocas palabras un caza recompensas y asesino.

Barron es el único autor de terror que puedo decir que me ha mantenido muy atento a los eventos, si pestañeas te pierdes algo importante, tiene un estilo muy depurado y sobrio, diferente a la lectura sencilla de entender y degustar de los autores insignia del genero.

Barron comparte con Thomas Liggoti esa percepción nihilista y sombría de futilidad propia de todos los actos humanos. Con Algernon Blackwood su fascinación por los peligros y misterios de los bosques y las zonas rurales. Con Lovecraft la fascinación con los terrores fuera de este mundo.

Stephen King dijo en 1983, "He visto el nuevo rostro del terror y su nombre es Clive Barker". Lo mismo digo de Barron 31 años después.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada