Google+

'Cuarentena', de Greg Egan

Cuarentena. Quarantine. Greg Egan. 1992

Aquellos que no se han sentido impactados cuando se han enfrentado por 
primera vez a la teoría cuántica, es que no la han comprendido. 
-Niels Bohr

Cuarentena es una novela de ciencia ficción dura del autor australiano Greg Egan. Esta novela fue publicada en castellano originalmente por la editorial Gigamesh. Anteriormente he dado mi opinión de otras obras de este autor: Axiomático, Luminoso, Ciudad Permutación, Diáspora, The clockwork rocket, The eternal flame y The arrows of time.

Cuarentena forma parte de una trilogía llamada el ciclo de la cosmología subjetiva, formada además por las obras El instante Aleph y Ciudad Permutación.

El 15 de Noviembre del 2034 un campo de fuerza con un radio del doble de nuestro sistema solar cerca a la humanidad. Este evento activa numerosas manifestaciones, nuevas religiones, y disturbios en todo el mundo, la humanidad no esta sola en el universo y ahora nos han puesto en cuarentena. Este evento es conocido como La Burbuja.

El protagonista de la obra es Nick Stavrianos, un detective privado con el cerebro lleno de implantes y software que le permite realizar su trabajo con soltura. Nick lleva en su cerebro la simulación de su esposa, muerta en un atentado terrorista unos años atrás.

La novela inicia 30 años después de la Burbuja, cuando Nick es contratado anónimamente para investigar el paradero de Laura Andrews, una joven con severas lesiones cerebrales congénitas, quien inexplicablemente ha escapado dos veces del cuarto en el instituto donde es atendida, utilizando el método más directo posible, atravesando la pared.

El caso se transforma rápidamente en algo mucho más bizarro.


Al principio no me convencía la novela. ¿Greg Egan escribiendo una novela noir mezclada con cyberpunk? Pero el libro se convierte a medio camino en una disertación sin fin acerca de los usos y costumbre de la mecánica cuántica.

Debo admitir que están un poco reiterativas las  disertaciones, y también pienso que son poco plausibles, aunque debo admitir que no soy un experto en la materia. Al menos Egan da la oportunidad al lector de involucrarse en un experimento mental bastante interesante.

Si eres un fan de la ciencia ficción dura que te contentas con que una novela mastique una idea extravagante hasta el cansancio, está es una buena opción. Si no, me acercaría con mucha cautela a esta obra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario