jueves, 7 de marzo de 2013

'El pais irredento', de Geoff Ryman

El país irredento. The unconquered country. Geoff Ryman. 1984

"Todas nuestras palabras se han desgastado.Democracia, libertad, socialismo, economía. Todas se han vuelto kitsch, invocan imágenes kitsch" -Geoff Ryman

El país irredento es una novela de fantasía del escritor canadiense Geoff Ryman. Esta obra ganó el premio mundial de Fantasía en la categoría de novela corta. Las novelas ganadora del premio mundial de fantasía nunca me han defraudado, hasta el momento.



"Hija Tercera no tenía para vender más que las partes de su cuerpo. Vendía su sangre." 

Así empieza esta desconsoladora novela corta que relata en clave de fantasía el brutal genocidio perpetrado por los Jemeres Rojos, el ejercito del tirano Pol Pot, sobre su propia nación, Camboya.

Hija tercera es la protagonista de la novela, una campesina emigrada a la ciudad, vive con sus dos hermanas mayores y su madre, refugiadas todas ellas en la ciudad de Saprang Song, el loto divino.

Sabemos que algo raro esta ocurriendo cuando narra lo que hace para vivir.
"Tercera alquilaba su vientre para uso industrial. Era más barata que los tanques de cristal. Cultivaba partes de maquinaria viviente en su interior: diferenciales para camiones, pequeños aparatos domésticos, etc."

La nación de Tercera se llama El país irredento, la nación colonizadora que los ataca son nombrados como los vecinos. Los extranjeros son la gente grande. Esta simplificación infantil se vería ridícula en otra novela, pero aquí funciona.

Cuando inicia la insurrección todos los habitantes sufren, la mama de Tercera se sacrifica para salvar a sus hijas y eventualmente muere de hambre, una de sus hermanas se marchita interiormente y se suicida, la otra se convierte en prostituta en el aeropuerto.  Después las cosas se ponen peor.



No entiendo el titulo de la novela. Camboya fue un protectorado francés, como Vietnam y Laos, además el autor comenta en las notas al final de la novela que él visitó Tailandia en los ochentas, y la tremenda impresión que dejo en él la visita a ese país. A diferencia de Camboya, Tailandia nunca ha sido colonizada. Lo más probable es que el país irredento sea una ciudad ficticia a medio camino entre las dos.

O quizá estoy siendo muy denso, demasiado literal, el país irredento, inconquistable es el interior. La identidad nacional que no se borra ni con amenazas, tortura o genocidios.

Me acordé de un comentario que leí hace mucho, a lo mejor no viene al caso pero me da a pensar, muchos mexicanos que emigran a Estados Unidos no se convierten en chicanos, ni en americanos, se llevan a su país dentro de ellos, escuchan la misma música, siguen los mismos ritos. Los inmigrantes ingleses, holandeses e italianos se integran a la cultura americana, mis compatriotas no, no hay fusión cultural.

No puedo descifrar con palabras lo que sentí al leer la novela, Ryman escribe con una cadencia y un control magistrales, como poesía que resbala y se introduce en las cavidades del alma, y al mismo tiempo esta narrando eventos completamente horribles, brutalidad sin censura.

A pesar de su corta extensión, la novela esta repleta de escena impactantes, un bombardeo con Napalm a una aldea, el ataque a un comerciante chino por los insurrectos, el fantasmal transito por un puente al final del libro.

No voy a decir que la recomiendo, no quiero que me culpen si alguien entra en depresión clínica, leer esta novela es como observar de cerca el rostro de una mujer hermosa con quemaduras de tercer grado, llámenle morbo o fascinación, pero es difícil desviar la vista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hair side, flesh side, de Helen Marshall

Hair side, flesh side. Helen Marshall.    Anteriormente había dado mi opinión de la segunda recopilación de relatos de esta autora canadi...