Google+

'La caida de Hiperion', de Dan Simmons

La caida de hiperión. The fall of Hyperion. 1990
"El Alcaudón avanzó otro paso. Estaba tan cerca que su torso deforme ocultaba la luz de las estrellas y arrojaba una sombra sobre el poeta.
NO, escribió la mano de Martin Silenus, y la pluma cayó cuando el Alcaudón extendió los brazos infinitamente largos y los dedos infinitamente afilados perforaron los brazos del poeta hasta la médula. Martin Silenus lanzó un alarido mientras lo arrastraban bajo la cúpula. Gritó al ver las dunas, al oír el susurro de la arena, hasta que descubrió el árbol que se elevaba en el valle.
El árbol era más vasto que el valle, más alto que las montañas que habían cruzado los peregrinos; las ramas superiores parecían llegar al espacio. Era de acero y cromo, sus ramas eran espinas y ortigas. Seres humanos forcejeaban y se bamboleaban en esas espinas, miles, decenas de miles. En la rojiza luz del cielo moribundo, Silenus se sobrepuso al dolor y comprendió que reconocía algunas de aquellas formas. Eran cuerpos, no almas ni abstracciones, y evidentemente sufrían los suplicios de los vivientes arrasados por el dolor."


Precaución: La caída de Hiperion es el segundo libro dentro de la saga Los Cantos de Hiperion, para entender la trama debes de leer primero Hiperion.

Al principio de la novela, seis de los siete peregrinos acampan en el Valle de las Tumbas del Tiempo, donde cada uno de los peregrinos debe confrontar al Alcaudón, y pedirle un deseo. Siendo el único desaparecido el Templario  Het Masteen, capitán de la nave-árbol Yggdrasill.

Dentro de la trama se involucra también un híbrido llamado Joseph Severn, el cual es un hombre artificial creado a partir de los recuerdos y escritos del poeta John Keats. Severn puede ver lo que le ocurre a los peregrinos a través de sus sueños, ya que esta enlazado telepáticamente con Brawne Lamia .

El atormentado Padre Hoyt realiza agonicamente la travesía junto a sus compañeros peregrinos, pues lleva dos cruciformes en su cuerpo,el suyo y el del Padre Dure. Los cuales le causan un dolor exhaustivo

El coronel Fedmahn Kassad recibe un futurista traje de combate por parte de Moneta, la mujer que se introdujo en sus simulaciones de combate, para ayudarlo a combatir al terrible monstruo, El Alcaudón

El poeta Martin Silenius solo tiene un objetivo en mente, terminar su máxima obra Los cantos de Hiperion, para esto necesita ponerse en contacto con su musa, El Alcaudón, una pesadilla de acero y cromo, de 2 metros de altura. 

Al erudito judío Sol Weintraub le quedan un par de días para salvar a su hija Rachel, la cual es victima de la enfermedad de Merlín, la cual la hace regresar en el tiempo, y Sol debe curarla antes de que desaparezca

Mientras tanto, la directora de la Red de Mundos, Meina Gladstone, prepara al ejercito "F.U.E.R.Z.A", para la gran batalla contra los posthumanos, los Exters, en la órbita del planeta Hiperion.



La caída de Hiperion continua la historia de los siete peregrinos en el mundo de Hiperion, la cual fue interrumpida al final del primer libro. La acción no decae, aunque la novela se alarga demasiado debido a las andanzas de Joseph Severn, el cual rememora los últimos días de John Keats. Esta trama esta metida con calzador, a mi gusto.

Por todo lo demás, Dan Simmons no se anda con medias tintas, las tecnologías desarrolladas por el Tecnonucleo y los Exters son una maravilla. El estilo bestsellero de Simmons impacta hasta al lector mas curtido, y obliga a devorar la novela en un santiamén.

El ritmo del libro inicia a toda maquina, a la mitad se aletarga un poco, pero deja lo mejor para el final. Los combates, eventos y consecuencias de los actos de los personajes son aposeoticos.

En resumen: La caída de Hiperion completa una de las mejores historias de la ciencia ficción del siglo XX, la altitud de miras, la calidad literaria, las implicaciones filosóficas y el endiablado ritmo narrativo se integran para entregar un clásico del genero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario