Google+

'Leyes de mercado', de Richard Morgan

Leyes de Mercado. Market Forces. Richard Morgan. 2004.
-¿Es que no has entendido la pregunta? ¿Necesitas llamar a algún amigo? Te he preguntado qué lleva a un miembro de la raza blanca superior a meterle la polla a una negra. Sobre todo, si esa mujer negra grita, se resiste y le ruega que no lo haga.

La habitación quedó en un silencio roto sólo por los gemidos de la mujer de Dixon. Bryant se acuclilló otra vez, apretó los labios con fuerza y soltó un suspiro.

-Bien, Griff, te diré lo que vamos a hacer. No les haré daño ni a tu mujer ni a tu hijo, que al fin y al cabo no tienen la culpa de que seas un hijo de puta. Pero te voy a pegar un tiro en cada rodilla y otro en los huevos. -Jazz rompió en gritos e intentó levantarse del sillón para alcanzar a su marido, pero Chris la contuvo.

Bryant se puso en pie-. Y luego te voy a dejar ciego de un ojo. Nada de esto es negociable, así que será mejor que lo asumas. Tus amigos y tú se metieron con la negra equivocada.

 


 Mallas electrificadas y guardias de seguridad con rifles automáticos separan las zonas residenciales de los barrios proletarios. La clase media es un vago termino del siglo XX, un termino que no se podría aplicar a nadie a mediados del siglo XXI para cualquier fin practico.

 Si se tiene la suerte de trabajar para una Corporación, se tiene acceso a toda clase de bienes y servicios, necesarios y superfluos, un hogar, un vehículos lujoso, tarjetas de crédito, televisión por satélite, drogas de diseño, etc. Si no, una violenta, corta y paupérrima vida en los barrios bajos, comúnmente conocidos como "Las zonas".

 En este mundo balcanizado, las corporaciones definen y diseñan el futuro. Estas corporaciones cuentan con departamentos  tales como Mercados emergentes o Inversión en conflictos, esto es, la promoción de guerras en todo el orbe, subsidiando el armamento y equipo a gobiernos títeres, y al mismo tiempo, a guerrillas que buscan desplazarlos. Obligando al ganador a pagar a la corporación un porcentaje del Producto Interno Bruto.

 Dentro de este futuro caótico, el otorgamiento de contratos se rige mediante estrictas reglas, en lugar de largas y costosas guerras entre corporaciones, se define el ganador del contrato mediante un duelo automovilístico. Así, individualmente o por grupos, los ejecutivos a cargo de la cuenta manejan costosos vehículos de combate en un duelo a muerte, el ganador recoge la tarjeta personal del despedazado cuerpo del vencido y se lleva el contrato. 

De semejante forma, los aspirantes a un puesto ejecutivo deben retar a un duelo a un ejecutivo. Es sencillo comprender que solamente la gente mas agresiva se mantiene en su puesto. De igual forma, pertenecer a alguna corporación da carta blanca para quebrantar la ley, con un gobierno empobrecido, la policía empresarial es la encargada de hacer respetar la ley.Y es obvio hacia quien dirige su lealtad.



La historia se desarrolla en su mayor parte dentro de la Inglaterra de mediados de siglo XXI. El protagonista del libro es Chris Faulkner, Chris es un ejecutivo contratado por la prestigiosa Corporación Shorn, dentro del departamento de Inversión en Conflictos. Chris fue transferido desde otra Corporación luego de llamar la atención de Shorn, al retar a duelo a su jefe inmediato y pasar su vehículo cinco veces por encima de el.

Iniciando el libro, Chris conoce a Mike Bryant, su líder de equipo y eventualmente mejor amigo dentro de la corporación. Mike es un talento nato dentro de ese mundo, es violento, agresivo, manipulador, generoso y sociopata. Bajo la influencia de Bryant, Chris va evolucionando de ser un tranquilo elemento a convertirse en el mas peligroso ejecutivo en Londres.

La narrativa de Richard Morgan es clara, directa, violenta y cómica  a la vez. Muestra un futuro aterrador, con algunos hechos poco verosímiles, pero increíblemente entretenidos, medianamente plausibles y adheridos a una lógica interna, que involucra al lector a preocuparse por los personajes, por mas antipáticos, violentos y egoístas que estos se comporten.

El libro funciona como mordaz critica a la sociedad de consumo, a la forma de pensar basada en resultados sin importar el método, a la racionalización de la segregación basada en el estatus social.

PROS: Vertiginosa novela de acción e intriga empresarial. El libro lleva la marca del autor, es violenta, desenfrenada, con brillantes giros argumentales, critica aguda a los sistemas económicos y políticos. Todo relatado de una manera contundente.

CONTRAS: Como los demás libros del autor, contiene violencia explicita, palabras altisonantes y sexo casi pornográfico. Que podrían molestar a un lector conservador.

RESUMEN: Excelente novela de ciencia ficción, en donde un mundo demasiado parecido al nuestro explota frente al rostro del lector,  involucrandolo en una sucesión de atrocidades, cada una peor que la anterior. Pero manteniendo la historia de manera impredecible, sin caer en clichés o predica anti- o pro- "imperialista".


No hay comentarios:

Publicar un comentario