Google+

'El mundo de Roche', de Robert L. Forward

El mundo de Roche. Rocheworld. Robert L. Forward. 1990
Utilizando las ecuaciones matemáticas como guía, Claro◊Blanco◊Silbido le dio a una porción de su cuerpo la forma de una esfera y se concentró. La blanca sustancia del pensamiento del interior de ésta fluyó al resto de su cuerpo, dejándola convertida en un claro gel. Se concentró un poco más y la superficie de la esfera expulsó agua hasta dejarla convertida en una bola densa y clara.Con un leve ajuste, la esfera de gelatina se volvió en una tosca lente y los puntos distorsionados se convirtieron en discos más pequeños.

Claro◊Blanco◊Silbido contempló con su recién inventado "ojo" las estrellas multicolores del cielo y se maravilló.


A mediados del siglo XXI, una veintena de astronautas, entre militares y civiles, emprenden el primer vuelo interestelar de la Humanidad, dirigiéndose hacia la estrella de Barnard. Que se encuentra a 5.9 años luz de nuestro sistema solar, o 5.5E13 Kilómetros, algo así como 55,000,000,000,000 Km.

Como la novela es de ciencia ficción dura, no se emplean motores antigravitatorios, antorchas de fusión, antimateria, ni marcianadas por el estilo. Sino algo mucho mas factible. Un velero solar. Una nave espacial con una vela de una aleación especial de aluminio, de 10 kilómetros de diámetro, e impulsada por fotones proveniente del de un arreglo de cientos de lasers, que se alimentan de la energía Solar.

Se colocó una banda reflejante en la órbita de Mercurio, que refleje y concentre la energía solar hacia un recolector en una estación que se encuentra en la cara sombreada del Planeta, de ahí se empuja la nave hasta el borde del sistema solar, desde aquí se coloca un lente de 10 kilómetros de radio, que dirigirá el avance de la nave los 40 años que se tardaran en llegar. 

Se eligen los mejores entre los mejores, geólogos, pilotos, astrofísicos e ingenieros. Teniendo como lideres a la General Virginia "Jinjur" Jones, y al Teniente George Gudonov, siendo este el promotor y diseñador del sistema de empuje por láser.

Para prevenir la muerte por envejecimiento de los viajantes, se les suministra una droga llamada No-Muerte que les previene el envejecimiento celular a costa de sufrir una regresión infantil y una baja en el I.Q mientras tomen el medicamento. 

Mientras la inteligencia artificial (bastante realista) bordo de la nave cuida de ellos. Con este tratamiento, envejecen físicamente una década solamente.

La Inteligencia artificial de la nave es llamada James, en broma, como los mayordomos ingles. Controla los sistemas vitales, la comunicación entre los viajeros, y con la Tierra. 

Su interacción con los pasajeros esta planeada de una forma muy ingeniosa, con un robot espigado, como un árbol con ramas pero sin hojas, completamente modular, que recibe y transmite información al cerebro principal a través de leds ópticos convenientemente colocados a través de toda la nave. Un verdadero triunfo de la imaginación y una gozada para los amantes de la robótica.

Los astronautas van lanzando sondas y satélites en los diferentes planetas y lunas del Sistema de Barnard, hasta dar con el sistema planetario mas interesante, Roche y Eau, los cuales forman un planeta doble. Cabe mencionar que Roche es roca en francés, y es este un mundo rocoso, y Eau es agua, siendo este un planeta casi liquido en su totalidad.




Roche y Eau están unidos por sus centros gravitatorios, están tan cerca que comparten la misma atmósfera ,y son de forma ovoide, como un reloj de arena, su química, atmósfera y propiedades son detalladas perfectamente en el libro.

Dentro de Eau, se encuentran con extraterrestres a los cuales nombran Flouwen, siendo su comportamiento y estructura algo muy curioso.

RESUMEN: El mundo de Roche es ciencia ficción en su máxima expresión. Son las ideas científicas el motor de la novela, los retos que ofrece el espacio son suficientemente complicados como para pretender añadir conflictos personales con calzador. Ciencia ficción técnica, creíble y de altas miras. Lo mas increíble pueden ser precisamente los aliens, pero en lo que respecta a la tecnología, bien podría empezarse a construir el día de mañana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada