Google+

Meeting infinity, editado por Jonathan Strahan

Meeting infinity. Editado por Jonathan Strahan. 2015

    Esta antología es la cuarta en la serie de antologías Infinity editadas por Jonathan Strahan. Anteriormente he dado mi opinión de las tres ediciones anteriores; Engineering Infinity, Reach for Infinity y Edge of Infinity.

ME ABURRIERON

"The Cold Inequalities" de Yoon Ha Lee: Un relato que recuerda The Cold equations de Tom Godwin, pero con una I.A. y espacio virtual en lugar de carga física. Decorado con matemáticas que no vienen al caso y filosofía simplona. 

"Aspects" de Gregory Benford: Relato ubicado en el universo de novelas "El centro galáctico". Infumable como las novelas.

"In Blue Lily’s Wake" de Aliette de Bodard: No pude leerlo. No puedo con el estilo de Aliette de Bodard. Tiene un no se que, que me aburre. Lo usare como remedio para el insomnio.

"Exile From Extinction" de Ramez Naam: Un hombre escapa en su nave espacial de una apocalípsis provocado por una inteligencia artificial. Cliché y aburrido.

"Oustider" de An Owomoyela: Me ocurrió igual que con Aliette de Bodard, no consiguió atraparme y ni siquiera recuerdo de que trata.


SIN PENA NI GLORIA

"Rates of Change" de James S.A. Corey: Una mujer recibe a su hijo después que este se accidentará mientras estaba utilizando un cuerpo diferente al suyo. Demasiado corto y falto de "punch". Olvidable.

"Desert Lexicon" de Benjanun Sriduangkaew: Algunos presos aceptan ser trasferidos a cuerpos de combate para luchar contra las maquinas perdidas en un desierto, fruto de una guerra anterior. Se deja leer pero no es nada de otro mundo.

"Drones" de Simon Ings: Una plaga ha matado a la mayoría de las mujeres del mundo, así como a casi todas las abejas, el titulo es un juego de palabras: los hombres deben polinizar los sembradíos con drones y ellos a su vez son "drones" pues al vivir en estrictos patriarcados no pueden reproducirse.

"Memento Mori" de Madeline Ashby: Una mujer trabaja en una compañía que vende cuerpos de segunda mano, su forma de pensar es bastante peculiar pues en cada rejuvenecimiento decide borrar completamente sus recuerdos. Interesante premisa, pero le falta desarrollo.

"All the Wrong Places" de Sean Williams: Un chico sigue a su ex-novia a través del espacio y el tiempo, digitalizandose, creando copias y enviandolas a diferentes sistemas solares, este proceso se repite miles y miles de veces. Parece una actualización a lo que hacia Robert Schekley o a los relatos de Greg Egan en su universo de La Amalgama.

"My Last Bringback" de John Barnes: Una mujer quien es de los últimos humanos en nacer "naturalmente" trabaja en técnicas para vencer el Alzheimer. No esta mal, pero tampoco bien.


RECOMENDADOS

"Body Politic" de Kameron Hurley: Una agente gubernamental se encarga de torturar agentes extranjeros, principalmente cyborgs, hasta que encuentra un agente verdaderamente fuera de lo normal. Notable.

"Cocoons" de Nancy Kress: Arañas alienígenas microscópicas convierten en algo diferente a los desafortunados colonos que caen en sus redes. Muy bueno.

"Emergence" de Gwyneth Jones: Una mujer residente de Titan, la luna joviana, debe regresar a la Tierra después de recibir una letal lluvia radioactiva, en el planeta madre descubre que los modos de tratar las I.A. son diferentes que en las colonias. Un relato interesante.

"Pictures From the Resurrection" de Bruce Sterling:  Después de la fragmentación de Estados Unidos, una fortaleza edificada por un mafioso ruso es visitada por un ninja zombie mexicano, enviado por el narco para "tantear el terreno". Muy divertido.

"The Falls: A Luna Story" de Ian McDonald:  Una psicóloga en la Luna psicoanaliza una inteligencia artificial que servirá como sonda desechable para investigar Jupiter y el satélite tiene miedo a "morir", mientras que la hija de la psicóloga se convierte en una practicante del Parkour en la base lunar, el relato no se llama "Las caídas" por nada. Excepcional.

11 buenos relatos de 16 es una buena oferta, sobre todo cuando me costó tres dolares el libro electrónico. Aunque lo hubiera comprado tan sólo por el relato de McDonalds, quien no puede escribir nada aburrido aunque lo intente.  Bruce Sterling y Nancy Kress siempre son garantía de buenos trabajos. Tiene buen instinto Jonathan Strahan.

¿Será traducido algún día? Si no se traducen novelas exitosas, mucho menos antologías.


No hay comentarios:

Publicar un comentario