Google+

'Judas Desencadenado', de Peter F. Hamilton

Judas desencadenado. Judas Unchained. Peter F. Hamilton. 2005

Judas desencadenado es una novela de space opera del autor británico Peter F. Hamilton, esta novela es la continuación de La estrella de Pandora.

Al igual que Hyperion y La caída de Hyperion de Dan Simmons, La estrella de Pandora y Judas desencadenado es un libro partido a la mitad. El problema con estos libros es que son tan, pero tan masivos que si existiera un ómnibus que uniera estas dos obras solamente He-Man o Conan el barbaro serían capaces de cargarlo.

Aviso: A continuación mencionare algunos eventos de La estrella de pandora, así que si no lo has leído te pueden echar a perder la lectura.

La humanidad envío la nave Segunda Oportunidad bajo el mando del capitán Wilson Kime para investigar el campo de energía que rodeaba el sistema Dyson Alpha.

Al acercarse se desactiva este campo energético y salen disparadas miles de naves de los diferentes planetas, que rápidamente se enfrascan en cruentos combates antes de percatarse de su presencia y también atacarlos, dos tripulantes se quedan investigando una base extraterrestre cuando la nave humana escapa de regreso a la Federación y es gracias a ellos que conocemos a estos beligerantes alienígenas, los inmotiles

Explicar la naturaleza de los inmotiles, o Primos como son llamados eventualmente por los humanos es un crimen, solo mencionare que son extremadamente territoriales y tienen una estructura social muy interesante, siendo el inmotil más fuerte el ser conocido como MontañaLuzdelaMañana, quien se apodera de los humanos extraviados y sondeando su cerebro eventualmente descubre los mecanismos de los agujeros de gusano.

MontañaLuzdelaMañana prepara una ofensiva contra la Federación, y cuando digo ofensiva me refiero a miles de naves estelares cargadas con bombas atómicas, armas de física exótica y millones de soldados.

Mientras tanto en la Federación la investigadora Paula Myo descubre que lo que el grupo terrorista Los guardianes del Ser tanto proclamaban era verdad, si existe un agente alienígena llamado El aviador estelar,  y ha estado moviendo a la humanidad como piezas de ajedrez para confrontarlos contra los Primos.

A través de los ojos de decenas de personajes contemplamos las intrigas políticas para decidir el destino de la Federación, pues mientras la humanidad se enfrenta cara a cara con la extinción, los políticos de los diferentes mundos, el gobierno central y los oligarcas se enfrentan en  estériles discusiones.



Leer este libro es como correr un maratón, a pesar de que nunca he corrido uno (lo máximo en que he participado es en carreras de 10K) si conozco a personas que lo han hecho, llega un punto en donde las reservas de glucógeno del corredor se agotan, a esto le llaman cruzar la barrera, en este punto es donde mucha gente desiste y las motivaciones que tiene son las que entran al quite, comienza a correr con el corazón.

Había momentos donde decía "ya estoy harto de este libro y sus millones de paginas" (tiendo a la hipérbole cuando hablo conmigo mismo), pero el afan por ver que sigue, el morbo por saber en que acaba  me mantuvieron leyendo.

Recuerdo una queja mía respecto al primer libro, en referencia a que existían algunos personajes que hubiera preferido eliminar, o eliminar sus lineas narrativas por completo, esos personajes son mucho más importantes en esté libro, por eso comentó que las dos novelas forman una sola obra dividida.

Una cosa que admito es que el libro no es aburrido en ningún momento, cuando no hay feroces combates desplegándose hay deliciosa intriga y puñaladas por la espalda para dar y repartir. Las tecnologías imaginadas por Hamilton son emocionantes aunque no muy novedosas. Implantes, armas, naves espaciales, todo esta cuidado con lujo de detalle.

El adjetivo tour-de-force es aplicado a veces de forma injusta, pero yo lo usaría para definir a esta obra formada por las dos novelas, tiene algunas cosas que me agradaron mucho, por ejemplo, lo que yo pensaba que sería el clímax ocurre 400 páginas antes del final como un anticlímax, pero esto no es algo negativo en si, en vez de entregar un rancio final hollywoodense presenta un dilema interesante. 

La recomiendo a los lectores que les gusten las space operas, que tengan tiempo y dedicación para leer una obra tan larga. El trayecto es largo pero para nada aburrido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada