Google+

'Páginas perdidas', de Paul Di Filippo

Páginas perdidas. Lost Pages. Paul Di Filippo. 1998

Paginas perdidas es una novela de ciencia ficción del autor norteamericano Paul Di Filippo. La novela es un fix-up de nueve diferentes relatos publicados por separado, los cuales se pueden encajonar en el género de  las ucronías.

El primer relato se ubica en los años veinte del siglo pasado, The Jackdaw's last case (El último caso del Grajilla), Franz Kafka es un periodista que se disfraza de superhéroe por las noches.  

En los años treinta se ubican dos relatos Anne y The Happy valley at the End of the world (El valle feliz al fin del mundo), en el primero se narra como Anna Frank logra escapar de la Alemania nazi y convertirse en una estrella de Hollywood, mientras que en el segundo relato la mayor parte de la humanidad ha perecido gracias a una mortal plaga, los únicos sobrevivientes son las personas que han vivido en África y han fortalecido su sistema inmunológico, pero un soñador llamado Antoine de Saint-Exupery llega a aguarles su fiesta.

En el primer relato ubicado en los años cuarenta Mairzy Doats, un escritor de ciencia ficción es convocado por el presidente Robert A. Heinlein con la finalidad de integrarse en una misión a la luna, para atacar una base lunar donde se encuentra refugiado Adolf Hitler. En el segundo relato Campbell's World (El mundo de Campbell) un escritor navajo de ciencia ficción rememora el tiempo que paso con un famoso editor de ciencia ficción llamado Joseph Cambell, el famoso mitólogo de nuestra versión de la realidad.

En el relato ubicado en los cincuenta y el más desmadrado de la recopilación, Instability (Inestabilidad) escrito junto a Rudy Rucker. Neal Cassidy, Jack Kerouack y William S. Burroughs se encuentran fumando hierba mientras idean un plan de como sabotear una prueba nuclear, mientras que  John Von Neumman y Richard Feynman viajando en un carro autónomo y completamente automatizado, realizan su propia versión de "Fear and loathing in Las Vegas" de Hunter S. Thompson.

Los tres últimos relatos están ubicados en los sesentas, en World War III, Thomas Pychon deja la universidad para reenlistarse en el ejercito, y conoce a  otro soldado con una historia bastante peculiar.

 En Linda and Phil, Philip K. Dick esta casado con Linda Ronstadt y vive atendiendo la ferretería de su suegro, Dick sospecha que algo esta mal en el universo donde vive pero se consuela al saber que tiene a su hermana Jane para cuidarlo. Hasta que un pato robot llamado Philippa Kay Duck hace su aparición. 

En el ultimo relato de la colección, Alice, Alfie Ted and the Aliens la directora de la CIA, Alice Sheldon (Alias James Tiptree Jr.) junto a su asistente Ursula K. LeGuin, se apoya con el editor de una revista para caballeros, Alfred Bester, para investigar un culto hacia unos extraterrestres que acaban de llegar a la Tierra y detener a su peligroso líder, Theodore Sturgeon.




Paul Di Filippo es un autor con gran imaginación, ha atacado en sus obras diferentes subgéneros de la ciencia ficción, con resultados notables. Algo que me agrada de las obras de Di Filippo es que siempre me dejan un buen sabor de boca.

Por ejemplo, ha escrito del subgénero Steampunk con la obra homónima , La Trilogía Steampunk. También tiene una recopilación de relatos Postapocalípticos,  After the collapse, y otra recopilación de relatos cortos de biopunk, Ribofunk.

Gran parte del placer de leer esta obra radica en reconocer a los personajes por lo que fueron y por la posición en que los coloca Di Filippo, por ejemplo, ¿qué significaría tener a Robert A. Heinlein como presidente de los Estados Unidos? o vivir en el presente distópico de Philip K. Dick donde el presidente es una figura del gran hermano, encarnado en el político ultraconservador Rush Limbaugh, el cual tiene como vicepresidente al no menos fascista Pat Buchanan.

La novela no tiene una orientación que encamine todos los relatos, excepto el de colocar figuras de la literatura universal y de la ciencia ficción fuera de su entorno. Pero si el lector puede bajar un poco la guardia y dejarse llevar por la efervescente imaginación del autor, puede pasar un gran rato

No hay comentarios:

Publicar un comentario