Google+

'The dervish house', de Ian McDonald

The dervish house. Ian McDonald. 2010

"Este es el azan llamado a oración desde los minaretes de las tres mil mezquitas de Estambul. Esta es una cigüeña planeando sobre las corrientes térmicas por encima de las torres corporativas. Este es un átomo de carbono enlazado a cuatro átomos de hidrógeno; forjado en una estrella, precipitándose a través de una tubería de gas bajo el río Bósforo hacia Europa.

Este es el nombre secreto de Dios, escrito a través de todo Estambul en letras demasiado grandes y demasiado pequeñas para ser comprendidas. Esta es la agitación de los Djinn y los recuerdos, los cuales no son tan diferentes como los humanos piensan, en el amanecer de la plaza Adem Dede, afuera de la vieja casa del derviche. Esta es la vuelta, este es el giro, este es el baile que esta entretejido dentro de cada partícula del universo. Esta es la risa de Hizir, el Santo Verde.

Esto es Estambul, la Reina de la ciudades, y ella persistirá mientras los corazones de los hombre latan sobre la Tierra."



Ian McDonald sorprendió al fandom de la ciencia ficción con su novela Camino Desolación en 1988, una historia de tres generaciones de colonos marcianos inmersos en extravagantes y entretenidas aventuras. Aunque antes había creado una serie llamada Chaga, ubicada en el continente africano.

En el 2004 publicó El río de los dioses su primer novela del futuro próximo ubicada en un país con economía emergente, en este caso la India. Aquí el tema predominante son las inteligencias artificiales, las cuales se despliegan en el estado hindú de Bharat, al no contar con un tratado internacional que las regule.

En el 2007 publicó Brasyl, ubicada en el país carioca, el tema predominante de Brasyl es la computación cuántica, el uso y abuso de esta tecnología. El numero de personajes es menor que Rio de los dioses y por lo tanto es una obra mucho más enfocada.

The dervish house es la tercera y ultima novela post-cyberpunk ubicada en el tercer mundo (hasta el momento), en esta novela la acción se desarrolla en Turquía, principalmente en la ciudad de Estambul. Seguimos la pista de seis diferentes personajes, a través de cuyos ojos se despliega esta legendaria ciudad.

Necdet Hasgüler es un vago cuya vida es cambiada radicalmente al presenciar un acto terrorista, pues esto le otorga la habilidad de ver djinns. Necdet se encuentra expiando un evento de su pasado, y el único apoyo lo recibe de su hermano Ismet, un juez de la sharia.

Can Durukan es un niño de nueve años con un grave problema, Can tiene una enfermedad cardiaca bajo la cual cualquier ruido estridente puede matarlo, así que vive en un mundo de silencio, para vencer su aburrimiento juega todo el tiempo con unos robots polimorfos.

Georgios Ferentinou es un anciano economista griego, de los pocos exiliados griegos que restan en Estambul después de años de sufrir la xenofobia turca, el señor Ferentinou es contratado por un think-tank de alta seguridad para resolver diversos actos terrorista perpetrados en la ciudad.

Adnan Sarioğlu es un corredor de bolsa especializado en el mercado del gas, el principal combustible en una economía en donde el petroleo ha llegado a su punto álgido. Adnan cuenta con un plan secreto para hacerse millonario contrabandeando gas.

Ayşe Erkoç, esposa de Adnan, es una comerciante de arte quien recibe una oferta para encontrar una reliquia sacada literalmente de las leyendas más oscuras de Estambul, lo cual la coloca en medio de un torbellino de intrigas y rivalidades.

Leyla Gültaşli es una joven graduada en marketing desempleada, a Leyla se le ofrece la casi imposible tarea de salvar a una incipiente compañía de nanotecnología, lo que no sabe es que sus productos revolucionaran el mundo de la misma forma que la invención del transistor.

Las diversas lineas argumentales son muy ingeniosas, los diálogos perfectos, la soberbia poesía hipertecnológica opaca a los demas autores actuales, el único inconveniente que le encuentro al libro es que los nombres turcos son tan extravagantes que se confunden, y también que la novela no ha sido publicada al castellano.

No es coincidencia que McDonald haya elegido el lugar donde Asia y Europa se encuentran, tampoco que utilice su inmejorable prosa para hacer chocar el pasado remoto con una revolución tecnológica que modificaría la definición de lo que es ser humano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada