Google+

'El pais de las risas', de Jonathan Carroll

El país de las risas. The land of laughs. Jonathan Carroll. 1980

El país de las risas es una novela de fantasía costumbrista y oscura al mismo tiempo, del escritor norteamericano Jonathan Carroll. Esta fue la primer novela publicada por este autor.




Thomas Abbey es un profesor de  inglés de un bachiller de Connecticut. Thomas tiene una vida gris viviendo a la sombra de su padre ya fallecido, un famoso actor hollywoodense.

Sin poder relacionarse adecuadamente con las mujeres Thomas tiene dos pasiones en su vida, las mascaras y la obra del fallecido escritor de libros de fantasía, Marshall France.

Mientras busca libros de Marshall France en una librería de libros usados, encuentra una primera edición, que desafortunadamente se encuentra separada por una joven llamada Saxony Gardner, con la cual entabla amistad, Saxony es amante de las marionetas, que al igual que la afición de Thomas, es influenciada por France.

Entre los dos, elaboran un plan para escribir una biografía de Marshall France, por lo que se trasladan al poblado de Galen, Massachusets. En este idílico poblado que parece pintura de Norman Rockwell, vive la hija de Marshall France, Anna.

Anna acepta la realización de la biografía, sin embargo, Thomas se da cuenta que debajo de la tranquilidad del poblado ocurren eventos singulares y perturbadores, como un cáncer extendiéndose debajo de una piel aparentemente sana.





Es la segunda novela que leo de Jonathan Carroll en menos de un mes y ya quede enganchado a su estilo.

Si te gusta la fantasía contemporánea de Neil Gaiman, Graham Joyce o John Crowley, Jonathan Carroll es una apuesta segura.

El libro fue escrito hace casi 30 años, y se nota que las sorpresas que depara ya fueron copiadas por otras obras de fantasía, pero la novela se balance muy bien entre la ficción contemporánea, el misterio y una fantasía delirante y un poco perturbadora.

Me hubiera gustado explayarme un poco más en la trama, pero eso echaría a perder la lectura, por lo que me callo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario