domingo, 9 de octubre de 2011

'Crash', de James G. Ballard

" En primer lugar, está el elemento de la despersonalización en la relación del propietario con el auto; éste no es un objeto amado por su dueño, sino un símbolo de posición, una extensión del poder, un constructor del ego; al comprar un auto, el propietario realmente adquiere un nuevo fragmento de ego. El segundo factor es que comprar un nuevo auto cada dos años aumenta la emoción del comprador. El acto de poseer un nuevo auto es una especie de desfloración; aumenta el propio sentimiento de poder, y cuanto más a menudo sucede más emoción se siente. El tercer factor es que comprar con frecuencia un auto significa la oportunidad frecuente de "cerrar un buen trato", satisfacción profundamente arraigada en los hombres y en las mujeres actuales. El cuarto factor es muy importante: la necesidad de sentir nuevos estímulos, porque los viejos estímulos se agotan después de poco tiempo."
                                                                                                                       -Erich Fromm

Crash es un thriller del escritor británico James Graham Ballard. La idea de su concepción nació cuando Ballard visito una galería en un museo londinense, que mostraba los restos de vehículos destruidos como muestras de arte posmoderno. Esta novela fue publicada en 1973.




Para el director de anuncios publicitarios James Ballard la vida es un continuo estable y monótono. Ejerciendo su profesión y lidiando con las continuas y afrentosas infidelidades de su esposa Catherine, al igual que ella las de él, tiene una existencia anestesiada y poco estimulante.

 Hasta el día que Ballard tiene un choque vehicular cerca del aeropuerto de Heathrow con una doctora  llamada Helen Remington, en donde muere el esposo de ella.

Este accidente pone a Ballard en el radar de Robert Vaughan, un ex-conductor televisivo, el cual se volvió un obsesivo de la interrelación fetichista entre el sexo y los automóviles después de padecer el mismo un choque casi mortal. Vaughan esta obsesionado en morir en un accidente automovilístico con la actriz de cine Elizabeth Taylor.

Ballard, su esposa Catherine, la doctora Remington y Vaughan  se involucran en una relación enfermiza y brutal, en la cual solamente los choques y las heridas provocados por los mismos dan sentido a su vida, y satisfacción sexual.




Esta interesante novela tiene como leit motiv la aberración sexual conocida como symphorofilia, esto es, recibir gratificacion sexual al presenciar, orquestrar o participar en choques automovilisticos.

La novela puede incomodar a algunos lectores por las constantes explicitas descripciones de los actos sexuales realizados por los protagonistas, por el alto contenido de violencia y homoerotismo.

En 1996 el director David Cronenberg realizo una adaptación libre de la novela. Protagonizada por James Spider, Holly Hunter y  Elias Koteas.




Crash es una novela ligera en extensión, con una trama con una carga altamente sexual. En palabras de James G. Ballard, 'la primera novela en donde se integra la pornografia y la tecnologia'.

Recomendado a los lectores fans de Ballard o los que busquen una lectura diferente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hair side, flesh side, de Helen Marshall

Hair side, flesh side. Helen Marshall.    Anteriormente había dado mi opinión de la segunda recopilación de relatos de esta autora canadi...