viernes, 16 de julio de 2010

'La canción de Kali', de Dan Simmons

Canción de Kali.  Song of Kali. Dan Simmons. 1985
"Una vez que los romanos hubieron conquistado la ciudad de Cartago, mataron a los hombres, vendieron como esclavos a niños y mujeres, derribaron los grandes edificios, rompieron las piedras, prendieron fuego a los escombros y cubrieron la tierra de sal para que nada pudiera crecer de nuevo. Eso no basta en el caso de Calcuta. Calcuta debería ser aniquilada.

Antes de Calcuta participé en manifestaciones contra las armas nucleares. Ahora sueño con nubes de hongos nucleares alzándose sobre una ciudad. Veo edificios deshaciéndose en lagos de cristal. Veo calles pavimentadas fluyendo como ríos de lava y ríos auténticos hirviendo y despidiendo inmensas gotas de vapor. Veo figuras humanas danzando como insectos abrasados, semejantes a obscenas mantis religiosas, chisporroteando y reventando sobre un fondo intensamente rojo de destrucción absoluta.

La ciudad es Calcuta. Los sueños no son desagradables."


A finales de los setentas, Robert Luczak, un escritor y periodista norteamericano, es contratado por la revista Harper's Bazar para entrevistar a un poeta bengalí llamado M. Das, en la ciudad de Calcuta. Luczak ganó el contrato debido a que su esposa Amrita es hindú, y domina hasta cierto punto los idiomas hindi, sánscrito y bengalí.

Antes de partir, Luczak visita a su amigo Abe Bronstein, esté le previene que Calcuta es una ciudad sucia, barbárica, pobre y decadente. Y se conmociona cuando Luczak le confiesa que se hará acompañar de su esposa Amrita, así como de su bebe, Victoria.

Bronstein le comenta que el caso del poeta M. Das es muy intrigante, pues estaban enterados que el poeta había muerto 8 años antes. Aunque recientemente habían aparecido poemas nuevos y cartas a la comunidad literaria en Calcuta, enviados por él. Lo más enigmático del asunto era que el poeta había sido un autor elegante y refinado, y sus nuevos poemas estaban  llenos de sadismo salvaje y pornográfico.

Desde el primer momento que llegan al aeropuerto, una sensación de inquietud se apodera de Luczak. Las personas encargadas de recibirlos no estaban, en su lugar se encontraba un profesor de literatura indio llamado Krishna, contactado por Abe Bronstein para transportarlos. Un desesperado grupo de Intocables (parias) comienzan a discutir por la propina por subir las maletas, y deben ser dispersados por la policía. Después realizan un fantasmagórico y aprensivo viaje nocturno a través de la ciudad para llegar al Hotel. 

Cuando Luczak se entrevista con el circulo literario de Calcuta, le confiesan que solo han mantenido correspondencia con M. Das debido a que nadie lo ha visto en persona desde 8 años, y le prometen entregarle toda la obra del autor que han recibido, para su publicación en occidente.

El profesor que lo transportó desde el aeropuerto, Krishna, contacta a Luczak con la finalidad de presentarle a alguien que ha tenido contacto recientemente con el elusivo poeta. Se ven en un café de la Universidad, y un estudiante llamado Muktanandaji  les cuenta un extraño relato que involucra la iniciación de éste en los ritos de la Diosa Kali y la relación con el poeta.

Revelar mas cosas de la trama seria echarla a perder.



La canción de Kali fue la ganadora del Premio Mundial de Fantasía de 1986. Es una de las novelas más angustiantes y desesperantes que he leído en mucho tiempo. El choque cultural con una de las regiones más pobres y desoladoras del planeta es inmenso.

Fue con esta obra con la cual se dio a conocer el escritor Dan Simmons, una novela pesadillesca, con una descripción brutal de las condiciones inhumanas que reinan en esa ciudad, aderezando la historia con detalles paranormales que multiplican el factor de grima y desazón que se siente mientras se avanza en la trama.

Resumen: La canción de Kali es una solida e inquietante obra de horror, Dan Simmons ha demostrado su capacidad en los campos tanto de la ciencia ficción, como del horror. Cuenta con algunas escenas que hielan la sangre, y el terror sobrenatural se entrelaza perfectamente al asombro y disgusto del choque de culturas. Se recomienda leer de noche y a solas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hair side, flesh side, de Helen Marshall

Hair side, flesh side. Helen Marshall.    Anteriormente había dado mi opinión de la segunda recopilación de relatos de esta autora canadi...