sábado, 5 de junio de 2010

El Aro, de Koji Suzuki

El aro. Ringu. Koji Suzuki. 1991

"Pero ni siquiera después de que hablara la sombra inquietante, mostró ningún síntoma de desaparecer. Seguía detrás de ella, quieta, observando y esperando. Esperando a que llegara el momento.
A los diecisiete años, Tomoko no sabía lo que era el auténtico terror. Pero sí sabía que hay miedos que crecen solos en la imaginación. «Eso debe de ser. Sí, de eso se trata. Cuando me dé la vuelta no habrá nada detrás de mí. Nada en absoluto».
A Tomoko le dominó el deseo de darse la vuelta. Quería confirmar que allí no había nada y salir de aquella situación. Pero ¿realmente no estaba pasando nada más? Un frío maligno pareció salirle de los hombros, extenderse a su espalda y deslizarse hacia abajo por su columna, cada vez más abajo. Tenía la camiseta empapada de sudor frío. Sus reacciones físicas eran demasiado fuertes para que fuera solamente su imaginación."


El periodista Kazuyuki Asakawa tenía un estable pero monótono empleo en un periódico de Tokio. Hasta que un día decidió evitar los trasbordos del metro y tomó un taxi hacia se casa. Sin saber que esto cambiaría por completo su vida.

Al establecer una charla trivial con el taxista, Mikio Kimura, esté le contó que tuvo una experiencia muy extrañas dos meses antes. Kimura le narró que mientras esperaba el cambio de luces, un joven en una moto se desvaneció sobre su puerta, al salir a ayudarlo, se dio cuenta que el muchacho intentaba desesperadamente removerse el casco. Sin poder auxiliarlo, pidió auxilio. Al llegar los paramédicos, encontraron que su rostro reflejaba un miedo terrible, y que había muerto por un ataque al corazón.

Esto alarmó a Asakawa, pues su sobrina, Tomoko Oishi, había muerto de la misma forma. Al investigar al respecto descubrió que los dos murieron el mismo día, y a la misma hora. Y además, que dos compañeros de clase murieron dentro de un vehículo, bajo las mismas circunstancias.

El instinto de periodista de Asakawa lo llevo a planear un visita a la casa de los papas de Tomoko, cuando sigilosamente entró al cuarto de la muchacha, encontró entre sus cosas un carnet de un club campestre llamado Club Pacifico, en la región de Hakone Sur


Después de investigar, descubre que los cuatro muchachos se hospedaron en las cabañas de renta de dicho lugar, rentó un vehículo y partió rumbo al Club Pacifico. Al llegar al lugar no encontró nada raro, regresó con el recepcionista, y le pidió una película de las que tenía en renta. Cuando una caja negra sin portada llamo su atención, se la pidió al encargado, y este se la entregó perplejo y renuente.

Cuando reprodujo el vídeo, extrañas imágenes comenzaron a aparecer en el, y al final una advertencia de que moriría en siete días, si no cumplía cierto ritual. Desafortunadamente, alguien grabó un programa encima de esa sección. Por lo que desesperado, emprende su regreso a Tokio.

Al día siguiente, Asakawa le llamó a su amigo de secundaria, Ryuji Takayama. Ryuji era un empedernido profesor de filosofía en la Universidad de Tokio, Asakawa le mostró el vídeo. A lo cual, Ryuji lo reprimió divertido, por mostrarse tan supersticioso.

Asakawa desesperado, le suplicó ayuda, y juntos emprendieron una investigación de lo ocurrido, esto los llevo a la residencia de un investigador paranormal ya fallecido. Relacionando datos descubren que el misterio se encuentra en la región de Izu Oshima. Y la responsable pudo ser una mujer con sorprendentes habilidades paranormales llamada Sadako Yamamura.


En 1999 se realizo en Japón una adaptación fílmica de la novela, con el nombre de "Ringu", por el director Hideo Nakata. Y el remake estadounidense fue lanzado en el 2002, llamándolo "The Ring", dirigido por Gore Verbinski, y protagonizado por Naomi Watts.

Es raro que se traduzcan obras asiáticas de literatura de horror. Sin el auge de las películas esta novela nunca habría visto la luz en occidente. La narrativa de Suzuki es bastante clara, sin rodeos ni florituras. Lo que acelera el ritmo de la lectura. El único pero, es que el libro esta lleno de errores ortográficos y sintácticos, pero esto no es culpa del autor.

En resumen: The ring es una asequible novela de terror, con la cultura japonesa aflorando al cien por ciento de ella. La traducción deja mucho que desear. Y la novela esta centrada en la investigación paranormal, y no tanto en el horror gráfico, como las películas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hair side, flesh side, de Helen Marshall

Hair side, flesh side. Helen Marshall.    Anteriormente había dado mi opinión de la segunda recopilación de relatos de esta autora canadi...