Google+

Snowcrash, de Neal Stephenson

 Snowcrash. Neal Stephenson. 1992
"Hasta que cumple los veinticinco, un hombre piensa de vez en cuando que, en las circunstancias adecuadas, él podría ser el hijo de puta más peligroso del mundo 
Si me fuese a un monasterio de China y estudiase artes marciales realmente en serio durante diez años. Si unos traficantes de drogas colombianos matasen a toda mi familia y yo jurase vengarme. Si tuviese una enfermedad incurable y emplease mi último año de vida en limpiar las calles de criminales. Si lo dejase todo y me dedicase por completo a ser peligroso. 
Hiro también solía sentirse así, pero entonces conoció a Cuervo. En cierto modo, era una liberación. Ya no tenia que preocuparse por intentar ser el hijo de puta más peligroso del mundo. El puesto estaba ocupado."


En el futuro cercano las cosas son muy diferentes. En el mundo real los E.U.A. se han dividido en diversos enclaves suburbanos, y el Gobierno Federal es solo un estado pequeño, entre muchos mas. Existe además el Metaverso, el nieto de nuestro Internet actual, un universo virtual donde las personas pasan la mayor parte del tiempo, utilizando avatares para interactuar, trabajar y divertirse. 

El libro tiene dos protagonistas, el primero de ellos es Hiro Protagonist, repartidor de pizzas de día, hacker experto de noche, Hiro conduce un potente vehículo para hacer las entregas, pues la Mafia controla el negocio, y los repartidores reciben algo mas que una reprimenda, cuando tardan mas de 30 minutos. 

Hiro es una celebridad en el Metaverso, ya que es un guerrero samurai invencible en los combates con avatares, Hiro es un experto debido a que participó escribiendo el código fuente del Metaverso en las etapas iniciales, y conoce muchos trucos. 

La otra protagonista de la novela es Y.T. (Se pronuncia Whitey en inglés), una Courier o mensajera, que se pasa todo el día recorriendo la ciudad en su patineta modificada, utilizando los automóviles como remolques  enganchándose con un arpón magnético.  


Hiro trabaja para el Tío Enzo, el dueño de la cadena de pizzerias LaCosaNostra, Hiro se mete en algunos problemas, y le es imposible entregar un pedido antes de los 30 minutos, temiendo por su vida pide ayuda desesperadamente, Y.T. le ayuda renuentemente, con lo cual  queda en deuda con la chica. 

Deprimido, Hiro llega a casa y se conecta al Metaverso, dentro del bar que frecuenta, El Sol Negro, alguien le entrega una hipertarjeta con información delicada y una nueva droga, Snowcrash. Hiro se contiene de usarla, pero la curiosidad le gana a su compañero de cuarto, y la droga le fríe el cerebro. Hiro descubre que Snowcrash es un virus muy especial, pues es un virus informático y un virus real.

La trama se complica cuando Hiro y Y.T. hacen equipo para investigar que es Snowcrash, mezclando encantamientos neuro-lingüísticos, Mitología sumeria y digresiones informáticas. Hasta dar con el creador de este virus, y sus terribles intenciones.

La aventura los lleva desde las calles futuristas de Los Ángeles a Alaska, a un buque carguero chino en altamar, de una autopista ininterrumpida hasta el Polo Norte hasta las profundidades del Metaverso


Snowcrash es la novela cyberpunk mas divertida y desmadrada de todas. A Stephenson no le tiembla la mano al integrar elementos desfachatados e hilarantes, tales como:
Un barco pirata lleno de bucaneros sodomitas, y todos ellos comparten una cirugía plástica que los convierte en dobles de Bruce Lee. Un bibliotecario "virtual", tan erudito e ingenioso como fastidioso e inoportuno. Una metralleta de agujas de uranio enriquecido, tan grande y poderosa que solo puede usarse en altamar. 

Sin olvidar al antagonista de Hiro, Raven, un tipo rudisimo que cuenta entre sus monerías con un dispositivo termonuclear en su estomago, que se activara al momento de su muerte, Virus neurolinguisticos, androides caninos asesinos, viejas rencillas de la segunda guerra mundial, Memes y combates a espadazos, etc.  

En resumen, Snowcrash es una excelente opción para el lector de ciencia ficción con afición por el cyberpunk, que no se mosquee con algunas ideas descabelladas, ni se intimide con la tecno-jerga. Snowcrash fue la opera prima de Neal Stephenson, un autor interesantisimo al cual amas u odias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada