sábado, 29 de mayo de 2010

Buenos presagios, de Neil Gaiman & Terry Pratchet

Buenos presagios. Good omens. Neil Gaiman & Terry Pratchett. 1990

Portada Norma Ed.

Azirafel y Crowley son buenos amigos. Esto no seria tanto problema excepto por un motivo, Azirafel es el ángel guardián del edén, y a Crowley solían llamarle Crawly (Reptante), cuando le gustaba usar cuerpo ofidio y tentar a mujeres para que mordieran manzanas.

Crowley recibe una orden directamente del jefe de los abismos, el Anticristo esta por nacer, y Crowley debe prepararle el camino. Para esto utiliza un hospital en Londres, atendido por la Orden de las parlanchinas de Santa Berilia, una orden de monjas satánicas. La única responsabilidad de las hermanas es intercambiar el bebe del agregado cultural estadounidense, Thaddeus J. Dowling.

Desafortunadamente, esta responsabilidad es asignada a Mary Locuaz, la hermana mas despistada de la Orden. Por lo que se equivoca, y entrega el anticristo a una familia británica, perfectamente normal, los Young. La hermana Mary convence al Sr. Young de nombrar al infante con el nombre de Adán.

 Azirafel y Crowley se dedican a criar al supuesto Anticristo, llamado Warlock por sus padres. Azirafel  administrándole nobles enseñanzas por las mañanas, como su tutor. Y Crowley enseñándole marrullerías por las tardes, investido de jardinero. Hasta que eventualmente se dan cuenta de algo, Warlock es un niño normal, y alguien cometió un error.

Portada U.K.
Anatema Device es una ocultista practicante, ella es descendiente directa de Agnes la chalada, profetiza del siglo XVII que fue quemada en la hoguera como bruja, autora del libro Las Buenas y Ajustadas Profesias de Agnes la Chalada. Escritos proféticos que contenían todos los eventos directamente relacionados al inicio del Apocalipsis. Estos escritos eran lo mas importante en el mundo para Anatema Device.

Newton Pulsifer es un empleado administrativo, buscando emoción en su monótona vida, encuentra un anuncio en el periódico donde se reclutan Soldados Cazabrujas, y asiste a la entrevista. Cuando conoce al sargento Shadwell, se arrepiente de haberse parado de la cama ese día.

Adán Young, el Anticristo, convive con otros niños en el tranquilo poblado de Tadfield. Sin saber que las elucubraciones generadas en sus juegos infantiles cambiaran por completo el rumbo del mundo, y ninguno de estos cambios sera para bien.

Los Cuatros jinetes del Apocalipsis, Guerra, Hambre, Muerte y Polución (pues Peste se retiró en el siglo XIX, por la invención de la penicilina) actúan rampantes por el mundo. Cuando los Presagios comienzan a ocurrir, se reúnen y enfilan hacia Tadfield. Mientras las huestes del Infierno y del Cielo se preparan para el combate final.

Mientras tanto, Crowley y Azirafel forman un inverosímil pero cordial equipo para evitar la Catástrofe, pues aman demasiado a la Humanidad, y entienden que un Paraíso o Infierno eternos serian la mar de aburridos.

Los 4 jinetes del Apocalipsis
No he tenido la oportunidad de leer la obra de Terry Pratchett, pero si todo su material es la mitad de gracioso que este libro, iniciare de inmediato. El humor dentro del libro es increíble, recuerda mucho el humor desfachatado y flemático de Douglas Adams o los Monty Python. Ingleses, al fin al cabo.

El libro no se recomienda a personas que se ofendan fácilmente con los temas religiosos, pues los autores no se miden al momento de las burlas, se mofan prácticamente de todo, en particular de la película "La Profecía", pues no hay que olvidar que el nombre original de esta película es "The Omen".

En resumen: Buenos Presagios es una excelente novela cómica de fantasía, con un humor muy ingles, y no es recomendable a la gente que se ofenda fácilmente. Yo entiendo que la religión es algo sagrado, pero el humor dentro del libro es de buen gusto, sin caer nunca en lo grotesco. Recomendado, aun si no te gusta la fantasía, te lo pasaras bomba con esta novela ocurrente y socarrona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hair side, flesh side, de Helen Marshall

Hair side, flesh side. Helen Marshall.    Anteriormente había dado mi opinión de la segunda recopilación de relatos de esta autora canadi...