Google+

'El nombre del viento', de Patrick Rothfuss

 Crónica del Matareyes: El primer día "El nombre del viento" Kingkiller Chronicles: The first day  "The name of the wind". Patrick Rothfuss.  2008.
"He robado princesas a reyes agónicos. Incendié la ciudad de Trebon. He pasado la noche con Felurian y he despertado vivo y cuerdo. Me expulsaron de la Universidad a una edad a la que a la mayoría todavía no los dejan entrar. He recorrido de noche caminos de los que otros no se atreven a hablar ni siquiera de día. He hablado con dioses, he amado a mujeres y escrito canciones que hacen llorar a los bardos.
Me llamo Kvothe. Quizás hayas oído hablar de mi."



Leí en los blogs americanos de fantasía que le echaban muchas porras a este libro. Y no se equivocan. Este es el primer libro de este escritor, pero no se nota. Es uno de los mejores libros de fantasía que salieron este año.

Kvothe, el protagonista del libro, es un personaje de leyendas, héroe y villano por igual en muchas historias, genio arcanista, asesino de reyes, bardo legendario, generalmente cuando encuentro un personaje asi, hago una mueca y agarro el libro con pinzas.

El libro comienza de manera tradicional, describiendo el mundo medieval a pequeños trazos, Kvothe regentea un posada en un pueblo olvidado, como si quisiera mantener un bajo perfil, escapando de algo.

Un cronista llega desde lejos, con la finalidad de ordenar de primera mano toda la historia de Kvothe, este le pide que se quede tres días, pues este es el tiempo necesario para relatar todas sus aventuras. El primer libro corresponde al primer día del relato.

Al principio se relata la apacible vida de Kvothe, con sus padres formando parte de una troupe teatral itinerante, hasta que unos personajes salidos de las leyendas mas antiguas asesinan a todos, Kvothe desesperado y solo, vagabundea como un animal en los bosques, y al llegar a la ciudad se convierte en un limosnero.

Un dia, mientras escucha un historia por parte de un bardo viejo y decrepito, Kvothe sufre una crisis nerviosa, y empeña sus pocas pertenencias con la finalidad de viajar a la universidad, convertirse en un arcano de renombre, y poder vengar a su familia y amigos.




Después de leer lo que acabo de escribir, me doy cuenta que suena a fantasía épica común y corriente, y así me lo pareció las primeras 300 hojas (es un libro gordo de 850 paginas), pero cuando Kvothe entra a la universidad el autor mete el acelerador a fondo, al llegar a la pagina 700 comencé a leer mas despacio, saboreando cada capitulo.

Una vez cada lustro, o quizá cada década, sale un libro de fantasía tan sobresaliente como esté, en El nombre del viento existe una taberna sacada de la Dragonlance, un personaje principal sufridor y con infinitos recursos como existen prácticamente en toda la fantasía épica, una escuela de magia como Harry Potter, un personaje principal con una vendetta tan increíble como imposible. 

En resumen, si te gusta la literatura fantástica el libro es recomendado, si te gusta la buena literatura es doblemente recomendado, y si te gusta la buena literatura fantástica y solo pudieras leer un libro en todo el año, te recomiendo este.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada