jueves, 26 de noviembre de 2015

El rito, de Laird Barron

El rito. The Croning. Laird Barron. 2012

  El rito es una novela de horror escrita por el autor norteamericano Laird Barron y publicada en castellano por la editorial Valdemar. La última novela que había leído de Barron fue The light is the darkness, la cual me dejo muy buen sabor de boca.

  La obra inicia rompiendo dos "reglas literarias", en el prologo se narra una perturbadora versión libre del relato infantil de los hermanos Grimm, Rumpelstiltskin. En el cual un molinero se compromete con el rey con la fantástica idea de que su hija puede convertir la paja en oro, el rey dicta que sea apresada y si no puede cumplir lo prometido sera decapitada, aquí es donde entra a escena el enano endemoniado de Rumpelstiltskin.

   La otra "regla" que rompe Barron es iniciar la historia con un flashback, Donald y Michelle son una joven pareja norteamericana, quienes visitan la ciudad de México a finales de los años sesenta, Michelle, siendo arqueóloga, es invitada a una expedición con investigadores de la universidad mexicana. Al pasar los días, Don se siente cada vez más preocupado e incómodo, hasta que realiza una búsqueda por su cuenta, que involucra policías federales mexicanos, asesinos cubanos y ritos satánicos.

  La novela utiliza dos lineas narrativas más, en los años ochenta en donde Don y Michelle rondan los cincuenta años y tienen dos hijos universitarios, Kurt y Holly. Ademas de otra linea argumental en la época actual, donde los protagonistas son octogenarios.

  La historia se desarrolla en la Península olímpica, en el estado de Washington. Al igual que muchas de las obras de Barron. De hecho, la novela esta ligada a dos relatos cortos, The men from Porlock y Misterium Tremendum. En donde aparecen familiares de los protagonistas de El rito.

  Hablar de la trama es echarla a perder. Lo que Barron hace en  la novela es algo que le sale muy bien, enhebrar la realidad con los cuentos de hadas y agregarle la cantidad exacta de terror cósmico™.

  En lugar de cagarla y contar la historia, voy a comentar las cosas que me gustaron. En primer lugar, la terrible paranoia que provoca la familia de Don y la de Michelle. Don es el clásico protagonista Ballardiano, un perfecto voyeur. Pero a diferencia de los protagonistas del británico, al pobre Don se le puede aparecer Belcebú bailando charleston y esté ni en cuenta.

  Dos, la novela tiene escenas muy efectivas, recuerdo especialmente una cena en donde narran una historia de terror bastante escalofriante. También alguno que otro evento que le ocurre a Don, los cuales llegan bastante alto en mi escala personal de perturbación, de hecho, esto es lo único irreal de la novela, si a mi me pasara la mitad de lo que le ocurre a él estoy seguro que me hubiera muerto de un ataque cardíaco. Dudo mucho que un octogenario sobreviviera.

  Los relatos de Barron tienen dos cosmogonías principales, en la novela The light is the darkness el culto primigenio es llamado Imago, mientras que en esta novela es llamado Los niños de la sanguijuela (The children of the old Leech). Son parecidos, pero no iguales.

  Un último comentario, el titulo en inglés, The Croning, es un rito pagano mezcla de las palabras inglesas, Crown (corona) y Crone (anciana). Básicamente intraducible al español. El cual puede dar pistas hacia donde se dirige la trama oculta detrás de lo que se nos presenta.

 A veces creo que los autores de terror son muy condescendientes, y narran historias simples pero efectivas, no es el caso con Barron, si no prestas atención ni haces inferencias no vas a entender porque tanto alboroto, ni tampoco ese enigmático y angustiante final.

  Hasta el momento Barron no me ha defraudado con ninguna de sus obras. Recomendado a los lectores interesados en el terror moderno, del cual Lovecraft y compañía se sentirían orgullosos.



miércoles, 25 de noviembre de 2015

The bazaar of bad dreams, de Stephen King

The bazaar of bad dreams. Stephen King. 2015

   Esta es la antología de relatos cortos más reciente del autor norteamericano Stephen King.

  Me decidí a leer esta obra porque Skeleton Crew, otra recopilación de King, es una de mis antología favoritas de todos los tiempos, así que me lance de lleno sobre estos relatos.

  La antología empieza con la novela corta Mile 81, en donde una camioneta de otro mundo comienza a absorber personas, un relato que toma muchos elementos de Christine y del relato corto The body como para que me guste. Premium Harmony narra un evento casual en la vida de una pareja de rednecks, irrelevante y aburrido. 

En Batman and Robin have an altercation, un hombre que lleva a su padre, quien tiene Alzheimer, a cenar un domingo por la noche tiene un altercado en la carretera, me gusto pero no tiene nada de horror. En The Dune, un anciano juez regresa a la isla donde niño encontró escritos los nombres de las personas que morirían próximamente. 

Bad Little Kid narra la historia de un hombre que recibe bullying por un niño que tan solo existe en su imaginación. El relato A Death, narra como un granjero es injustamente acusado del asesinato de una niña, un relato costumbrista con un final sorpresivo.

   En Morality una pareja con problemas económicos recibe una oferta económica por realizar un acto despreciable. La vida después de la muerte es vista de cerca en el relato corto Afterlife. En Blockade Billy un joven reemplazo de un catcher en un equipo de béisbol profesional tiene algunos problemas mentales difíciles de definir.

  Ur fue el relato que más odié en la colección, básicamente es un comercial del Kindle, cuando Amazon le pidió a stephen King que escribiera un relato al respecto. Un asco.

   Under the weather es uno de los relatos que más me gustaron, aunque sea predecible, narra la historia de un hombre que sufre debido a la enfermedad que padece su mujer. The little green god of agony lo escribió King después de que un hombre casi lo matara con su camioneta, hace ya diez años, como catarsis ante su dolorosa recuperación.

    En Obits un joven neoyorquino descubre que puede matar a una persona si escribe su esquela (al parecer King no conoce Death Note). Y Summer Thunder describe un deprimente fin del mundo, mientras un hombre espera que las corrientes lleven la lluvia radioactiva hacia donde vive.

   Dos cosas: la obra es extensa, 16 relatos y dos poemas (que no leí porque tengo un problema personal hacia la poesía), segundo, este no es el mismo Stephen King de los ochentas. Muchos de los relatos tienen una perturbadora obsesión con la muerte, cosa que entiendo pues King anda cerca de los 70 años y ya siente pasos. 

 Me quedo un sabor agridulce con la recopilación, de los 18 relatos tan solo 3 o 4 lidian con lo sobrenatural. Este no es el King de Eso, Salem's Lot o The Stand, sino el de The Shawshank redemption, The Green Mile o 11/22/63.

  Este es un King diferente, un autor menos "horroroso" que intenta emular el estilo literario de Tom Wolfe, Don Delilo o John Irving.

  Sinceramente no puedo decir que me asustaron los relatos, y las sorpresas las vi venir a kilómetros de distancia.

martes, 24 de noviembre de 2015

Slow apocalypse, de John Varley

Slow Apocalypse. John Varley. 2012

   Slow Apocalypse es una novela del autor norteamericano John Varley. Esta es su última novela hasta el momento.

   La última obra de Varley que había leído fue Y mañana serán clones, la llamada trilogía Los ocho mundos, continuada en Playa de acero y El globo de oro.

   Buscando ideas, el escritor angelino Dave Marshall contacta a un general retirado del ejercito, "al calor de las cervezas" el militar le narra una historia de ciencia ficción. Un investigador ha generado una bacteria que cambia la composición química del petroleo crudo,  generando una enorme presión en los yacimientos que eventualmente desemboca en una enorme explosión.

  Dave no cree semejante historia y su amigo le muestra un monitoreo satelital en tiempo real, en donde se muestran  increíbles explosiones en yacimientos del medio oriente.

   Al día siguiente, Dave descubre que su amigo fue acribillado por un escuadrón de fuerzas delta del ejercito. Dave comienza a sospechar que puede ser verdad. Y obviamente, es verdad o no habría novela.

   La bacteria se esparce por el mundo, provocando la destrucción de los yacimientos petrolíferos mundiales, lo que definitivamente destruye a nuestra civilización.

   Nuestro protagonista, sufre ademas el gran terremoto de Los ángeles, debido a la explosión de los yacimientos bajo la ciudad. El hambre y la desesperación hacen presa de los seres humanos.

  Varley es uno de los autores norteamericanos más prometedores de los años setenta del siglo pasado, algunos de sus relatos presagian el cyberpunk décadas antes. Hasta hace varios años estuvo metido en su serie de Red Thunder, y esta es su novela más reciente. 

   Debo admitir que la novela me aburrió. La hace falta drama, brutalidad, desesperanza, lucha. Todo se siente muy light, como si el verdadero sufrimiento fuera ajeno a las experiencias del protagonista. No sentí empatía por él, ni por nadie en la novela.

  La novela se debería de llamar Boring Apocalypse.




sábado, 7 de noviembre de 2015

El hombre del salto, de Don Delillo

El hombre del salto. Falling Man. Don Delillo. 2007

  El hombre del salto es una obra de prosa contemporánea del autor norteamericano Don Delillo.

   Esta es la segunda novela de Delillo que leo después de quedar gratamente impresionado con Ruido de fondo.

   La gran diferencia entre las dos obras es que Ruido de fondo es muy amena y ácida, mientras que El hombre del salto es sombría, debido a que toca un tema bastante sensible en la fibra norteamericana, el ataque a las Torres Gemelas en el 2001.

  Primero, Delillo escribe con el estilo posmoderno, no es un betseller, no es un thriller, los cuales detesto y no hubiera leído. No esperen un Tom Clancy o Thomas Harris, DeLillo escribe bajo la escuela de Thomas Pynchon, James Ballard o John Dos Passos. No es una historia prefabricada para emocionar, es diseccionar analíticamente un evento.

  Lo más cercano a un protagonista en la novela es Keith Neudecker, un hombre que sale de las Torres Gemelas con un maletín ajeno, por la confusión, maletín que luego entrega a una mujer que también escapó de la catástrofe.

  Keith regresa con su mujer, Lianne, de quien estaba separado. Los dos, junto a su hijo Justin, sufren las heridas emocionales del evento.

  El ritmo del libro es fracturado a propósito, a veces se torna confuso, los personajes no están desarrollados como se esperaría de una obra profesional. El tema es muy trillado. Pero es hipnótica.

  Lo que salva la obra es la cadencia, ese ritmo poético que no se detiene, esa confusión y aprensión y paranoia y la compresión del pueblo norteamericano de que son solo uno mas entre muchos, ni los mejores ni los primeros ni indestructibles, la traición, el llanto acallado.

  El hombre del salto es la famosa foto del hombre que se lanzó, presa del terror, desde lo alto. En la novela es también un artista de performance que realiza peligrosos saltos como catarsis.

  Ingresé a Goodreads y encontré muchas personas quejándose de que la obra no tiene una trama solida, no se que diablos esperaban de una novela de Delillo. La vida real no es solida. No estas en control, nadie lo esta, es una ilusión.

Tengo un fragmento de La chica ahogada, de Caitlin R. Kiernan  que explica lo que siento mejor que yo:
No empecé todo esto para someterme a la tiranía del argumento. Las vidas no se desarrollan en pulcros argumentos, y el peor artificio es persistir en la creencia errónea de que las historias que contamos deben ser forzadas para moldarse al argumento, narraciones lineales de la A a la Z, tres actos, los dictados de Aristoteles, tensión dramática creciente, clímax y tensión decreciente. y más específicamente el artificio del desenlace. No veo muchos desenlaces en el mundo; nacemos y vivimos y morimos. Y al final solo queda un feo montón de asuntos inacabados.


jueves, 5 de noviembre de 2015

La isla de cemento, de James Ballard

La isla de cemento. Concrete island. James Ballard. 1973

La isla de cemento es una novela del autor británico James G. Ballard.

Tenía mucho tiempo sin leer una novela de Ballard, así que agarre una al azar y le toco el turno a esta novela medianita. Muy alejada de la sofisticación de Noches de cocaína, Crash o Super-Cannes. 

 Robert Mailand es un arquitecto londinense quien sufre un accidente en una carretera inglesa, cayendo en una isla de transito que esta a desnivel, convirtiéndose en un Robinson Crusoe moderno.

  Ese es todo el argumento.

  La novela es como un insecto prehistórico atrapado en ámbar. Esta esclavizada a la década en que fue escrita, cualquier adolescente hiperconectado de la actualidad se reiría de la premisa, ¿donde dejo su móvil? preguntaría.

  Estamos tan acostumbrados a las comodidades de la vida moderna que no contemplamos una realidad diferente, sólo haciendo un esfuerzo sobrehumano. Yo me forcé a imaginar que al buen Robert se le daño su teléfono en el choque y asunto arreglado.

  Como toda obra Ballardiana, el protagonista se encuentra con personas fuera de lo común, en este caso con un vagabundo con trastornos mentales y una joven prostituta.

  No me fascinó la novelilla, le falta garra, mala leche, mala actitud, paranoia, es la semilla de lo que sera Ballard en el futuro, pero no es Ballard, es un proto-Ballard.

  Bueno, hay más días que judías.



Hair side, flesh side, de Helen Marshall

Hair side, flesh side. Helen Marshall.    Anteriormente había dado mi opinión de la segunda recopilación de relatos de esta autora canadi...