Google+

Y mañana seran clones, de John Varley

Y mañana serán clones. The Opiuchi hotline. John Varley. 1977

     Y mañana serán clones es una novela de ciencia ficción del autor norteamericano John Varley. Esta obra inicia la trilogía Los ocho mundos, que continua con Playa de Acero y concluye con El globo de Oro.

    A mediados del siglo XXI la humanidad recibe la visita de unos elusivos alienígenas llamados invasores. Estos alienígenas modifican la atmósfera terrestre con el fin de acelerar la evolución de las ballenas y los delfines, asesinando a los seres humanos. Los únicos sobrevivientes son los habitantes de las colonias humanas en la Luna y otros planetas.

   La humanidad persiste gracias a que descubren una señal proveniente del sistema solar de Ofiuco, el cual otorga grandes descubrimientos a la humanidad. En este futuro el único tabú existente es la experimentación genética.

  Al principio de la novela, Lilo, la protagonista, esta a punto de ser ejecutada por cometer un crimen capital, experimentar con el DNA humano y crear clones de ella. Lilo es rescatada por una agencia secreta, que la involucran en una misión suicida, buscar la forma de recuperar la Tierra de las manos de los invasores.



  Leí primero el ultimo libro, desafortunadamente fue hace tantos años que ni siquiera recuerdo con claridad la trama, sólo recuerdo que trataba de un actor/actriz que podía modificar su cuerpo a voluntad de acuerdo al papel requerido. En pocas palabras, no me impresionó y lo mande a un rincón a que sirviera para nivelar la pata de una mesa.

     Después leí Playa de Acero, el cual pienso que es un libro muy entretenido, lo único molesto es esa fascinación de Varley por Robert A. Heinlein, un autor que en lo particular detesto.

     Y al final leí la primera novela, que ahora pienso es la mejor de las tres. No parece haber sido escrita hace 37 años, de hecho, muchos de los relatos escritos por Varley en los años setenta suenan mucho más actuales que algunas obras contemporáneas.

    Varley juega mucho con el sentido de identidad de la protagonista, pues es clonada en repetidas ocasiones y asesinada continuamente. De hecho, perdí de vista a la protagonista "original".

  Gran libro de Varley, un autor que ha perdido mucho empuje en los últimos años.

La séptima victima, de Robert Sheckley

La séptima victima. Robert Sheckley. 1974

Hace poco leí una antología de relatos llamada La séptima Victima, del fallecido autor norteamericano Robert Scheckley, recopilada en 1974, antes de que yo naciera.

Scheckley es uno de los autores más prolíficos en la creación de relatos cortos, sin embargo no es muy conocido entre los autores de lengua española. Sin embargo tuvo mucha fama en Rusia, recuerdo que cuando Scheckley enfermó en el 2004 estaba en un viaje por Europa del Este, no tenia dinero para el hospital y sus fans rusos le enviaron el dinero que juntaron en una colecta.

La antología esta formada por 12 relatos de ciencia ficción y fantasía, que caen dentro de ese difícil genero que es la sátira.

En el primer relato, Los monstruos, se narra la vida de unos alienigenas reptiloides muy pacificos, que por coincidencias de la selección natural deben matar a sus mujeres cada 28 días, cuando llega una nave espacial con seres humanos el choque cultural es complicado.

En el segundo relato, El costo de la vida, se narra como la vida futura esta completamente automatizada, pero las personas deben hipotecar el futuro de sus descendientes por varias generaciones para estar a la vanguardia.


En, El hombre afectado, unos arquitectos estelares están arreglando unos bugs en la vía láctea, pero tales modificaciones afectan directamente la vida de un desafortunado hombre.

En, Los deseos del rey, una pareja que posee una tienda de electrodomésticos descubre que la están robando por la noche, la sorpresa es que el malhechor es un ser mágico, que necesita conseguir esos artefactos porque son "los deseos del rey".

Las quitas aguas del espacio narra en pocas paginas la relación de amistad entre un solitario hombre y su robot. Este melancólico relato es el que mas me gusto.

El relato que le da nombre a la colección, la séptima victima, los gobiernos del mundo se ponen de acuerdo para equilibrar la naturaleza violenta de los ciudadanos, permiten un juego en donde las personas que se apunten reciben el papel de Victima o Asesino, y los actos violentos son permitidos cuando se encuentran bajo este contrato.

Algunos relatos si se sienten pasados de moda, pero otros siguen estando vigentes y muy buenos. Recomendado.

Engineering Infinity, editado por Jonathan Strahan

Engineering Infinity. Editado por Jonathan Strahan. 2011

Engineering infinity es una antología de catorce relatos de ciencia ficción editada por el norteamericano Jonathan Strahan. Uno de los editores más reconocidos de USA, solo detrás, en mi humilde opinión, de Gardner Dozois.

Los relatos tienen temas de actualidad como Malak, de Peter Watts, que lidia con la idea de poner un drone de combate a decidir sus propias acciones, o Watching the music dance de Kristine Katryn Rusch, donde una pareja casada decide instalar unos implantes en su hija pequeña para que tenga una mayor "apreciación musical".

En Laika's Ghost de Karl Schroeder, un espía norteamericano descubre que los rusos están planeando una idea fuera de serie, utilizar los explosivos mas poderosos de todos los tiempos. The Server and the dragon, de Hannu Rajaniemi, es una historia ubicada en el universo de el ladrón cuántico. En Bit Rot, de Charles Stross, unos humanos sintéticos desarrollan la necesidad de comer los cerebros electrónicos de sus compañeros al pasar cerca de una perturbación electromagnética.



En uno de mis relatos favoritos, Walls of flesh, bars of bone de Damien Broderick, un profesor universitario recibe un video de 1930 donde aparece el mismo, un hecho imposible, y lo adjudica como una broma de mal gusto de su ex-esposa, aunque la pareja sentimental de ella, un físico teórico, no esta de acuerdo.

Judgment eve de John C. Wrigth narra una historia mitológica mezclada con postciberpunk y The birds and the bees and the gasoline trees de John Barnes muestra el primer contacto más raro que he tenido el gusto de leer.

Interesante propuesta de Strahan, de mostrar autores actuales de la ciencia ficción de lengua inglesa. No hay fantaciencia, pero tampoco son relatos de ciencia ficción dura. Sólo hubo un par de relatos que no llamaron mi atención, doce buenos de catorce es un logro.
 
Recomiendo leer esta obra si estan interesados en los autores actuales de ciencia ficción de habla inglesa. En lo personal, ya coloque su continuación en la pila.

Octaedro, de Julio Cortazar

Octaedro. Julio Cortazar. 1974

Como su nombre lo indica, es una coleccion de ocho relatos a medio camino entre el realismo mágico y la prosa contemporánea.

Creo que Cortazar no es para todos los gustos, pero tiene una forma de narrar muy peculiar que no he visto nunca en ningún otro autor.

Como el primer relato, Liliana llorando, en donde el protagonista narra su propia muerte, asi como la de sus amigos, y las reacciones a las mismas, lo escribe tan denso que llega un punto en donde no sabe uno lo que ha pasado en realidad y lo que no.

O Los pasos en las huellas, en donde un escritor gana sus 5 minutos de fama al crear un libro de análisis de la obra de un desconocido poeta argentino, el protagonista decide desenmascarar al resenado como un fraude en el momento mas inoportuno, cuando recibe un premio literario por su oda.

Manuscrito hallado en un bolsillo a simple viste son las andanzas de un bobo que le gusta coquetear con las mujeres del metro parisino, pero una lectura mas profunda puede permitir una segunda capa de significado.



O Verano, en donde un hombre deja a su hija al cuidado de sus vecinos y en la noche estos reciben la espeluznante visita de un equino fantasma.

Ahi pero donde, como es un relato experimental en donde el protagonista narra como su amigo esta muerto y vivo al mismo tiempo, como una especie de gato de Schroedinger humano.

O Un lugar llamado Kinderberg, que no sabe uno de que trata, excepto que el relato es rematado en la linea final y luego debe un reelerlo porque todo lo que paso debe verse desde otra óptica.

Las fases de Severo es un relato escrito en honor a Remedios Varo, en donde un amigo del protagonista no termina de agonizar nunca.

O el relato final, Cuello de gatito negro, en donde el protagonista conoce a una mulata ninfomana en el metro parisino y descubre algo perturbador cuando la sigue a su casa.

Me gusta el estilo de Cortazar, sus relatos se sienten como si nunca terminaran de escribirse, como si se estuvieran escribiendo precisamente en estos momentos